Posteado por: arnaldomirabal | 7 noviembre, 2016

Ciénaga de Zapata: Encuentran viejos proyectiles pertenecientes a fallida Brigada 2506

dsc_9921

Por Arnaldo Mirabal Hernández

Foto: Dany Hernández

Las guerras siempre dejan su huella perenne en el alma de los pueblos. A más de 55 años de la Invasión a Playa Girón permanece en el recuerdo de muchos habitantes aquellas 72 horas las horas signadas por la metralla y el olor de la muerte.

Aún hoy aparecen bombas y torpedos sin detonar. Muchos habitantes aseguran que en el Humedal seguirán asomando proyectiles de los mercenarios, quienes escondieron parte de su armamento al saberse derrotados.

Y tras cinco décadas, parte de ese armamento apareció en la Finca Los Cocos, ubicada en el poblado de Bermeja de la Ciénaga de Zapata. ¡Gran susto se llevaron Eduardo Ramírez Lence y Aliuska Labrada Díaz!

Proyectiles encontrados por el matrimonio

Proyectiles encontrados por el matrimonio

El matrimonio escarbaba la tierra para cultivar semillas de calabazas, y del suelo, casi a flor de piel, asomó medio centenar de proyectiles y un medallón que, sin dudas, perteneció a algún integrante de la fallida Brigada 2506.

“Nos disponíamos a sembrar calabazas y a los primeros golpes de la guataca emergieron decenas de balas. ¡Imagina el asombro!”, rememora Aliuska.

“El parque estaba compuesto por 57 proyectiles de ametralladora Thompson y de revolver Colt 45. Solo ocho balas estaban en mal estado”, comenta Eduardo, militar retirado y dedicado hoy a las labores agrícolas.

Junto al alijo descasaban un medallón de bronce que pertenece a una vieja marca de automóvil.

Medallón encontrado junto a los proyectiles

Medallón encontrado junto a los proyectiles

Después del susto inicial decidieron no hurgar más en el terreno porque bien podría tratarse de un “cazabobo”, especie de trampa que explota al moverse un objeto, (muchas veces puede ser un arma) que funciona como detonador de una granada.

Según Eduardo, su padre le comentó que en la zona de Bermeja y San Blas desembarcó por aire el grueso de los paracaidistas.

Los proyectiles permanecen en poder del Ministerio del Interior para su posterior revisión técnica, aunque el deseo del matrimonio es que lo descubierto en su finca descanse finalmente en el memorial Playa Girón como parte de la memoria histórica de la Ciénaga de Zapata.


Responses

  1. hubo un momento en que las tropas cubanas, que tenían poca experiencia combativa y poco dominio de las armas de las que disponían, lanzaron morteros sin la su dispositivo para detonar, o sea, esos morterazos mataban si le daban a alguien en la cabeza porque explotar no iban a explotar, eso lo leí en una de las crónicas de girón que hizo hace unos años para el granma el gallego fernández, que fue el que se percató del material que se estaba desperdiciando… de esos obuses debe haber algunos enterrados por ahí…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: