La constante cizaña de Ros-Lehtinen contra Cuba le provocó amnesia

El derrame de petróleo del golfo de México en abril de 2010, se recordará como uno de los mayores de la historia (Vista tomada por la NASA desde el cosmos)

La congresista Ileana Ros-Lehtinen arremetió criticó este lunes contra el presidente Barack Obama con la perforación petrolífera que realizará la española Repsol YPF en aguas de Cuba, e insistió en pedir que se le nieguen los visados a quienes ayuden al régimen cubano en este sentido.

“El presidente Obama ha fallado al no usar todos los medios a su alcance para evitar que Repsol perforara en aguas cubanas, y ahora tenemos que lidiar con el resultado de esta complacencia”, señaló la congresista cubanoamericana. Seguir leyendo La constante cizaña de Ros-Lehtinen contra Cuba le provocó amnesia

Anuncios

El reto de Salim Lamrani y el silencio de Yoani Sánchez

 

Salim LamraniPor Edmundo García

El conductor de este programa alternativo, que se transmite en un espacio radial de Miami, entrevista al historiador Salim Lamrani. Lamrani es escritor y periodista francés;  profesor universitario. Doctorado por el Centro de Investigaciones Multidisciplinarias del Mundo Ibérico en la Universidad de París-Sorbona IV. Especialista en medios de información y en las relaciones Cuba-EEUU. Conocedor de la realidad cubana de primera mano a través de estudios y visitas regulares. Recientemente ha disertado en Miami sobre el tema del papel de los medios en el tratamiento del tema de Cuba. Como periodista y estudioso ha entrevistado a figuras del gobierno, de la cultura y de la llamada disidencia. Seguir leyendo El reto de Salim Lamrani y el silencio de Yoani Sánchez

Amanece…

 Porque amanece muchacha y salgo a capturar el alba, y pienso en el instante que abrirás tus ojitos soñolientos y te remolonearás en la cama.

Desde antes desando esta playa, donde descubro el sol al este, que tímido aún traza una silueta en el agua. Las olas respiran con serenidad, y yo me agito porque ya te habrás incorporado y no verás esta linda mañana.

La vida es bella y existes tú. Eres la mañana que también quiero detener. Apresuro mis pasos para encontrarte y voy temerario, como aquella vez cuando en una esquela te dije que tu pelo era como el salto del ángel y allí ansiaba sumergirme.

Aquí estoy, toma la mañana. Notarás que el sol emerge con la suavidad de este extraño sentimiento que surge en mí… solo faltas tú para coronar mi día.



El verdadero atentado contra Fidel

Por todos es alto conocido, aunque a algunos les cueste reconocerlo, la cantidad de atentados perpetrados contra Fidel Castro:  más de 600 intentos de asesinato todos organizados y financiados por la AgenciaCentralde Inteligencia (CIA), con la anuencia del Departamento de Estado del país que se nombra a sí mismo  el más democrático, pero realmente es el más belicoso y “fajarín”, y que en los últimos tiempos se ha antojado del petróleo de Medio Oriente, como niño que gusta de los juguetes ajenos, para cuidar los propios.

Pero regresemos al tema que ronda mi cabeza desde hace unos días: Fidel. Quien cometió el error de desafiar a USA  en plena Guerra Fría y puso el Caribe caliente; quien nacionalizó las refinerías norteamericanas en suelo cubano, cuando Usa se negó a refinar petróleo soviético.

Ese fue el inicio de las desavenencias que han durado más de 50 años entre un pequeño país y una gran potencia guerrerista. Por ello en las escuelas nos ilustraban las crueldades del Tío Sam y sus actos criminales que le costó la vida a muchos compatriotas desde el propio año 59, cuando aún no se hablaba de guerras terroristas porque Estados Unidos se valía de ella para desestabilizar sistemas que no seguían sus dictámenes.

Es cierto que la UniónSoviética estaba presente en la vida diaria de Cuba, que nos pretendíamos comunistas, pero más de una vez escuché aquel pasaje bíblico donde el pequeño David derrotaba al gigante Goliat.

Pero volvamos a Fidel, y mis más de 600 razones pa’ defenderlo. Porque a ese que tildan de dictador,  asesino, era y es querido por todos los niños cubanos, porque estos si saben querer, porque son la esperanza del mundo como bien dijo el maestro.

Por ello cuando visité el pequeñito poblado de Mercedita, al sur de Cárdenas, y conocí que antes del 59 era la nada, donde reinaban los varentierras, pequeños bohíos con piso de tierra, y que fue Fidel quien personalmente cambió todo como un huracán, y se construyeron casas de mampostería, y una escuela similar a la de cualquier ciudad importante, pensé en el mayor atentado que ha sufrido su persona: la desinformación de los medios extranjeros.

Cuando recorrí la escuela y saqué mi cámara prestada y me dispuse a retratar a pequeños que creí asustadizos por ser del campo, y espontáneamente todos empezaron a posar, a reír, a casi exigirme que tirara más fotos, pensé más aún en Fidel, el hacedor de hombres y mujeres, porque fundó muchas escuelas, más de 600, incluso en pueblecitos apartados como Mercedita, que no aparecen en el mapa.







Luisa Tamayo se siente traicionada en Miami

Posando con Posada, el terrorista menos buscado

Tal pareciera que la vida se ensañó con Luisa Tamayo, madre de  Orlando Zapara, porque una madre no debe enterrar a sus hijos. Pero ella no solo fue víctima de las contingencias de la vida, también de la mafia de Miami, quienes le persuadieron para que recorrierala Floridacon las cenizas de Zapata, como parte de un show mediático que fue titulares durante días en todos los medios que gustan despotricar contra Cuba.

Cuando la señora Luisa tomó sus bártulos, su familia, junto a los restos de su hijo muerto, para treparse a la propaganda anticubana, pensó talvez que la vida le había golpeado por la tozudez del vástago, pero le sonreiría porque ella era considerada la progenitora de un mártir.

Un supuesto mártir que en el colmo de la sin razón, y estimulado por las auras de Miami, dejó de comer a cambio de que le suministraran en una prisión celular, cocina, televisor, refrigerador, que ni al mismísimo exdirector del FMI Dominique Strauss-Khan se le ocurriría solicitar.

La madre de Zapata reapareció, y se siente traicionada. Así afirmó a un programa televisivo de Miami. “Los que nos prometieron ayuda nos han traicionado”.

Con tristeza refirió que “el espíritu de mi hijo estará sufriendo lo que está pasando su madre”.

Contó como se gana la vida como sirvienta, limpiando casas y cuidando ancianos. Quizás pensó en Miami no olvidarían la muerte inútil de su hijo, porque ella se marchó de un país que no olvida a sus muertos, como las víctimas de aquel terrorista Carriles, junto al que ella posó.

 

Azúcar sin lágrimas

“Entonces llegará, General de las Cañas…
en un caballos de agua y humo, para decir:
-Mirad, he aquí el azúcar ya sin lágrimas”.
Nicolás Guillén
Los obreros han de ser en centro de atención de cualquier industria

LA HISTORIAde Cuba bien pudiera contarse a través del desarrollo de la industria azucarera: en un ingenio comenzó nuestra epopeya revolucionaria un 10 de octubre; y allí se constituyó el ajiaco del que hablaba Fernando Ortiz, cuando coincidieron blancos europeos, negros africanos y chinos culíes.

Pero el que con sangre y sudor esclavo devino en el principal rublo exportable de la nación, pasó a manos de norteamericanos, quienes nos esclavizaron a un solo producto y obstaculizaron la construcción de refinerías, condenándonos a meros fabricantes de materia prima. Seguir leyendo Azúcar sin lágrimas

Realmente vivo en una dictadura

?Los llamados di$identes cubanos jugarían el mismo papel que el Consejo Nacional de Transición en Libia, reprimiendo y asesinando ante las cámaras a los seguidores de Gaddafi?

Sí, vivo en una dictadura donde me quieren hacer creer que el tonto lo pongo yo, porque digo lo que veo, no lo que reproducen las trasnacionales de la información, en conjunción con los desinformadotes a sueldo del Departamento de Estados del país más violador de los derechos humanos, pero que concentra a los principales medios, y por ende, se trata así mismo como paladín de la libertad, mientras bajo sus bombas mueren civiles inocentes por petróleo, y nadie dice nada. Seguir leyendo Realmente vivo en una dictadura