“La nacionalidad del Papa es algo secundario”, aseguró el Obispo de Matanzas

Obispo de Matanzas Hilario Manuel de Céspedes
Obispo de Matanzas Hilario Manuel de Céspedes

Al conocer la designación de un Papa latinoamericano decidí entrevistar a alguna figura eclesiástica de mi provincia para que profundizara en el tema. Serían las 8 de la mañana cuando me dirigí al obispado de la ciudad, y tras presentarme como periodista de un medio provincial, fui atendido por el Ilustrísimo Obispo Hilario Manuel de Céspedes, tataranieto del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes.

Pequeño de estatura y delgado, el Obispo Manuel me resultó una persona agradable y atenta. Tan acostumbrado como estoy a las evasivas de los directivos, me llamó la atención que accediera a hablar conmigo sin previo aviso, ni coordinación alguna.

Sin apenas preámbulo ya estábamos conversando. Tras inquirir sobre la buena nueva de tratarse de un latinoamericano, su respuesta me desconcertó un poco al escucharle decir que “da igual que sea de dónde sea, y que se trate de un jesuita también es secundario”.

Agradeció mi pregunta, y seguidamente señaló que los periodistas en Cuba tienen poca información sobre la Iglesia Católica, y cuando abordan el tema lo hacen inadecuadamente.

“La Iglesia está contenta porque tenemos un nuevo Papa que conducirá a los pueblos por el camino de Dios. Hemos rezado por él, y creemos que es el que Dios quiere”, manifestó.

Sin embargo, el Obispo cuestionó la cobertura de Telesur, acusándola por su falta de delicadeza al criticar a la Iglesia en un marco poco propicio para ello.

“En el mundo hay una tendencia a desprestigiar a la instituciones eclesiásticas, los medios están en su derecho de publicar lo que deseen, pero existen momentos que debieran guardar algo de respeto, como la llegada de un nuevo pontífice.

En su opinión, muchos medios centraron la atención en la condición de latinoamericano y eso no es lo más importante.

Cuando le expliqué que la prensa conservadora también abordó el tema desde esa óptica, la conversación tomó otro giro, y declaró que “en Cuba hay cosas que deben cambiar, publicar lo que se piensa y no lo que manden, algún día será distinto”, apuntó.

Sobre los medios de derecha aseveró que estos “responden a los intereses de un dueño, y en Cuba a un Partido, al final es la misma cosa”.

“Quiero que los jóvenes cubanos sean distintos, que puedan expresar lo que quieran, no lo que un Partido le exige que digan”.

Ante las palabras del prelado matancero quise conocer cómo haría la Iglesia para captar la atención de la juventud cubana y del mundo, ante los escándalos crecientes en el seno de la institución, pero el Obispo me pidió que abordáramos solo lo concerniente al pontífice.

Expresó que el principal reto de Francisco consiste en conducir a la iglesia católica para que evangelice mejor a los pueblos del mundo.

No quise ser irrespetuoso ni ocuparle más tiempo al Ilustrísimo. Nos estrechamos las manos y le agradecí mucho su atención y delicadeza. Me abrió las puertas del obispado para cuando quisiera regresar y quizás lo haga, porque sus respuestas acrecentaron mis dudas.

La mayoría de los medios señalan que la nueva designación del prelado argentino sí marcará un antes y un después en una Santa Sede, hasta hace muy poco exclusiva para europeos, en su mayoría italianos; otros sostienen que realmente abre una conexión directa con el hemisferio sur, donde viven más del 40 por ciento de los católicos del planeta, más en un momento tan crítico para la iglesia.

Aun es temprano para presagiar cómo será la gestión del Santo Padre, aunque sospechamos que por primera vez se verá fútbol argentino y escucharán tango en el Vaticano; y me surgen otras dudas: ¿la Cabeza de la Iglesia usará el papamóvil o el transporte público?, ¿contará con tiempo suficiente para elaborar su propia comida?

Los medios no descansan y ya leo titulares denunciando su pasividad durante la dictadura argentina, y hasta aseguran que delató a dos sacerdotes que sufrieron torturas.

Un amigo y colega que vivió tres años en Uruguay califica a Jorge Mario Bergoglio de conservador, y creo que sí, porque el controvertido periodista Oppenheimer, columnista de El Nuevo Herald, le pide que sea políticamente activo, y que critique los gobiernos “populistas” de Latinoamérica, como ha hecho contra los Kirchner en Argentina. A lo mejor va y lo hace, porque la izquierda latinoamericana no asesina ni desaparece a sus detractores.

Y el respetable Obispo de Matanzas tiene mucha razón. No conozco mucho de la iglesia católica, se me antoja un enigma, casi un laberinto, que por ahora no pretendo descubrir.

Anuncios

¿La crisis norteamericana quebranta el amor de madre?

Foto de Raúl Pupo, publicada en el diario digital Juventud Rebelde
Foto de Raúl Pupo, publicada en el diario digital Juventud Rebelde

Leo la triste noticia de una joven madre norteamericana que decidió vender a sus dos pequeñas hijas a través de las redes sociales, y pienso que algo anda muy mal en aquel país.

¡Benditas las madres cubanas! Siempre me ha llamado la atención el denuedo con que crían a sus hijos. Al traer una nueva criatura al mundo todo se vuelve secundario, y el retoño se convertirá en el centro de todas las cosas.

Ni en los duros 90, cuando el horizonte se nos estrechó bastante, -y hasta los corazones de algunos-, vi las imágenes grotescas que la Gran América regala hoy al mundo.

Algún día se escribirán sobre los años épicos del Período Especial, y el arrojo de las mujeres de esta isla. Algunas tomaron el camino más fácil y se prostituyeron, es cierto,  pero me consta que muchas otras trabajaron por un salario mísero que nada resolvía, pero aún así se las ingeniaban para dar de comer a sus hijos.

Vi a muchas madres reinventar el arte culinario cubano, al freír huevos sin aceite, descubrí otras con la alacena vacía y el viandero con telarañas, pero lograban elaborar una comida diaria. ¿Cómo? Solo lo saben ellas.

Nunca olvidaré las lágrimas de Silvia cuando los zapatos de su hijo ya no toleraban otro orificio; cuánto sufría Haydee cuando sus jabones “caseros” le irritaban la piel a todo el núcleo familiar. Milencita su nieta solo toleraba la leche fresca de vaca, y la veterana Haydee caminaba kilómetros atravesando monte, para que un lechero le diera varios litricos para vender, y así ella asegurar el de su nieta.

Habrá que erigir una estatua a la madre cubana, verdadera heroína, quien se agigantó, y del ingenio y el amor sacó fuerzas para seguir.

En mi barrio nunca escuché que una madre decidiera vender a sus hijos, y en Cuba la jugada sí estuvo apretada. El cambio fue radical, como de un golpe de Dios en la frente, que de la noche a la mañana dejó las bodegas desabastecidas y los niños sin juguetes. Y de improviso se hizo la oscuridad, como en un gran apagón.

Mi mamá aprendió a cocinar con cáscara de coco. Y del plátano burro concibió una variedad de platos, que al final eran uno solo con sabor a fufú de plátano, aunque ella jurara que estaba sazonado con un poco de grasa del día anterior.

Pero desde la distancia el pasado  me parece resulta menos dramático, y en ocasiones hasta creo que no  sucedió nunca. Realmente las carencias económicas nos insufló algo de espiritualidad, y aquí nadie se llevo la soga al cuello, ni se suicidó, y menos convirtió a sus seres queridos en mercancía, como sucedió en Oklahoma, donde Misty VanHorn, de 22 años, publicó en la famosa red social Facebook varios anuncios ofreciendo a sus pequeñas hijas, de 10 meses y dos años, por la suma de 4 mil dólares.

Grande debió ser la desesperación de la joven, y oscura la realidad de USA.

Yoani Sánchez encubre atrocidades en la base naval de Guantánamo

base_naval_guantanamo

¿Qué sucedería si en Cuba 130 detenidos se declarasen en huelga de hambre? ¿Cuál sería la reacción internacional si Cuba realizara vuelos clandestinos a diferentes países para capturar a presuntos terroristas, para luego retenerlos en condiciones infrahumanas y sin juicio previo?

Pues Yoani Sánchez, la ferviente luchadora de los derechos humanos de gira por el mundo, habla de los “horrores” de la islita caribeña, y evita comentar sobre el único lugar de  Cuba donde sí se violan: la base naval de Guantánamo.

Aunque Obama prometió el cierre de la tristemente célebre prisión, sucedió como con la entrevista concedida por el Nóbel de la Paz a la bloguera cubana: todo fue mentira.

En cambio, a los prisioneros de Guantánamo  “no les queda otro remedio que utilizar su vida para conseguir un mínimo de derechos en un entorno absolutamente inhumano e ilegal”, comentó el periodista Ingo Niebel sobre la huelga de hambre de presos de la cárcel de Guantánamo.

Un grupo de presos de la cárcel de Guantánamo inició una huelga de hambre  en protesta por la confiscación de objetos personales, incluidos ejemplares del Corán. Así lo afirman los abogados de los reclusos.

“El problema de Barack Obama es que prometió muchas cosas que luego no pudo realizar porque choca con un sector dentro de la política de la élite y de la sociedad norteamericana que justamente quiere este tipo de injusticia, como el campo de prisioneros ilegal Guantánamo”, dijo a RT Niebel.

“Habría que aplicar a EE.UU. la misma medicina que tiene preparada para otros estados que no se someten a su voluntad, y esta es el boicot, el bloqueo económico, político, cultural, etc. porque ya hemos visto que tanto Washington como Tel Aviv hacen caso omiso a lo que decida la ONU”, destacó.

Según los abogados, 130 presos de los 160 que aún permanecen retenidos en la cárcel de Guantánamo están en huelga, ya que no participan los ancianos ni las personas con problemas de salud. No obstante, el capitán Robert Durand, director de comunicación de Guantánamo, informó que solo cinco personas están siendo alimentadas a través de tubos introducidos en el estómago, pero —asegura— eso no significa que estén en huelga. A lo mejor eso mismo piensa la tal Yoani Sánchez. Las huelgas de hambres y violaciones solo se denuncian cunado las orienta USA.

Yoani Sánchez omite la oscura realidad de 80 mil presos en confinamiento

ONU-confinamiento-solitario-presos-1182338 [640x480]

Mientras Yoani Sánchez recorre el mundo con su eterna cantaleta, acusando a Cuba de ser la culpable de todos los males posibles; en los Estados Unidos, país donde le dirigen los hilos a la chica marioneta , unos 80 mil presos pasan 23 horas al día “durante décadas” en las celdas de aislamiento, reveló el domingo un informe publicado por ‘National Public Radio’.

El régimen de confinamiento en solitario, aseguran estudios, provoca un colapso mental entre los prisioneros condenados a más de 30 años, se lee en el informe.

La depresión suicida, automutilación y alucinaciones figuran entre los perjuicios psicológicos que afectan a los prisioneros recluidos en solitario durante mucho tiempo, precisa el documento.

Un caso al respecto es el del ex-prisionero americano Robert King, que pasó 29 años de su vida en una reducida celda de aislamiento de 0,9 por 1,8 metros, parecida a una “tumba” en la Penitenciaría Estatal de Luisiana, conocida como Angola.

“Sobre una losa de hormigón se dormía…. durante el invierno uno se congelaba y en el verano uno moría de calor”, explicó King.

La Oficina Federal de Prisiones de EE.UU. ha sido objeto de fuertes críticas por su sistema de detención. Sin embargo, recientemente ha decidido revisar sus políticas acerca de las celdas de aislamiento.

El costo de mantener a un preso en aislamiento supera los 60 mil dólares por año en EE.UU., mientras esta cifra se duplica o triplica en caso de la permanencia de un recluso en una celda regular.

Estados Unidos tiene la tasa más alta de encarcelamiento en el mundo, con unos 716 presos por cada 100.000 personas, pero ya sabemos que de esto nadie habla, menos Yoani Sánchez, a quien tanto premian por decir barrabasadas.

El día que un hombre atesoró las flores

DSCF0333 [640x480]

Era ocho de marzo, Día Internacional de la Mujer, fecha en que todas las cubanas reciben flores y halagos; sin embargo, el pasado ocho de Marzo muchas féminas invirtieron la ecuación y depositaron flores a un gran hombre.

Doctoras, maestras, amas de casa, militares, una gran masa de mujeres se dieron cita cerca de la sede de gobierno de la provincia, para entregar una flor a Chávez. La cola era inmensa, y ellas predominaban.

Seguramente más de una pensó que si la vida fuera un poco más benévola, Chávez estuviera vivo, y sin dudas hablaría ese 8 de Marzo sobre el importante aporte de la mujer a la obra de la Revolución.

Pero la vida a veces es cruel, y el martes en la tarde un gran amigo de Cuba dejaba de existir. Pese al dolor las matanceras, con gran altivez, depositaron cientos de flores cerca del rostro sonriente de Chávez, quien se definiera como un ferviente feminista. Allí estaban las mujeres, reciprocando el sentimiento, y erigiéndose dentro de la tristeza en fervientes chavistas.

Una flor de Lis para Chávez

(208-365)Príncipe Negro [640x480]

No hablaré de la Flor de Lis como emblema de la Iglesia Católica, o símbolo de la heráldica francesa, me referiré a otra Lis, una muchacha un poco tímida, que recorrió una ciudad con un príncipe negro en la mano, para depositarlo cerca de la imagen del Comandante Chávez.

El sol descendía y la tarde se hacía naranja, pero aún era numerosa la hilera de personas que querían tributarle un último saludo al mandatario venezolano. Creo que todos los habitantes de la ciudad pasaron por allí. Habían transcurrido casi ocho horas desde el inicio del tributo, y las personas continuaban pasando.

De pronto, entre las columnas del gran portal del palacio de gobierno, descubro a mi joven colega Lis, iba un poco insegura, sosteniendo una rosa muy roja en sus manos.

Me le acerco y tras el saludo, me confiesa que ella solo quiere depositar una flor. Lo dijo con mucha sencillez, como quien se refiere a un simple gesto insignificante. Pero vi  en ese gesto algo más. Había caminado muchas cuadras, y aunque  hablaba poco, entendí que en su interior se le agolpaban miles de sentimientos. Su rostro la delataba. Traté de hacerla reír, para que el día dejará de ser tan cargado y gris. La muerte es un hecho tan natural que ya debiéramos estar acostumbrados, pero hay muertes que desarman, y nos dejan como atontados del dolor.

Mi colega estaba indecisa, sostenía el príncipe negro como si fuese su último testamento. Me confesó que sentía tantas cosas que apenas había podido escribir una línea sobre Chávez.

Finalmente Lis depositó la rosa y yo me marché a casa. Fue una jornada intensa. Recuerdo que desde facebook varios venezolanos me pidieron las fotos que tiré para confeccionar un álbum.

En el trayecto de vuelta a mi hogar  me topé con una señora muy mayor, con la portada del periódico Girón, donde aparece una foto de Chávez acompañada de una crónica .

Mientras caminaba, un pensamiento me golpeó la frente: ¡No deposité una flor ante la foto de Chávez! Pero pensé en Lis, y en su respeto y cariño hacia el amigo venezolano. Liz no lo sabe, o no se lo dije, pero en su gesto iba el mío. La flor de Lis bien puede representar todas las flores que se colocaron ese día, desde el gesto anónimo de miles de matanceros.

La juventud cubana siente a Chávez

En la tarde del pasado viernes un grupo de jóvenes matanceros se dirigía a rendir tributo a Hugo Chávez
En la tarde del pasado viernes un grupo de jóvenes matanceros se dirigía a rendir tributo a Hugo Chávez

En mis años vividos en esta comarca bendecida por el mar, nunca vi manifestación más grande de amor, como la que tributaron los matanceros a su hermano Chávez el pasado viernes 8 de marzo.

Temprano en la mañana asistí al lugar con una cámara fotográfica, para registrar el acontecimiento. Tras las primeras fotos regresé al periódico para descargar las fotos y redactar las impresiones.

Las imágenes hablaban por sí solas: un hombre con una ramo de flores blancas muy cerca de su pecho; una señora llorando desconsoladamente, una niña pequeña de la mano de su abuela, y una larga hilera de personas deseosas de decirle hasta siempre al compañero y amigo venezolano.

Logré subir un edificio cerca de la sede del Gobierno Provincial, donde le rendían los honores al presidente Comandante, y desde lo alto visualicé una gran multitud que en silencio esperaba su turno.

Cuando caía la tarde regresé al lugar y la hilera de personas no decreció. De camino a casa -serían las seis de la tarde-  tropecé con un grupo de jóvenes estudiantes de nivel medio. Asemejaban una gran ola con sus uniformes azules.

En Cuba siempre se dice que las nuevas generaciones son apolíticas, por eso me acerqué a uno de ellos, quien lucía un peinado a la moda. Le pregunté hacia donde se dirigían, y me respondió que iban a rendir tributo a un gran hombre que permanecerá por siempre en el pueblo.

Mientras me alejaba entendí que las nuevas generaciones de cubanos tomaron la seña y continuarán el legado de Chávez. En esa marea juvenil viajaban Marialys Rosquete y Carla Alonso, del Instituto Preuniversitario Enrique Hart.

Las jóvenes integrarían la guardia de honor al Comandante Presidente, lo que representó un gran honor para Marialys;  por su parte, Carla asegura que la juventud cubana está dolida, pero orgullosa de haber contado con la amistad sincera de un hombre tan grande.

arreglada 2

 

jóvenes cubanos