Posteado por: arnaldomirabal | 1 mayo, 2017

Desfilar un Primero de Mayo


Para entender en qué consiste un Primero de mayo en Cuba lo primero es participar en uno, sumarse a la fiesta, zambullirse en el mal de pueblo, estar atento a cada palabra, cada risa, cada imagen.

Descubrirás que tal festividad ya forma parte intrínseca de la cultura cubana. Y los niños son un ingrediente especial. Si a ellos les entusiasma, es porque la fiesta cautiva y atrae. Si no cómo entender los desvelos de la abuela que desde días antes le confecciona el uniforme a su nieta, similar al de la mamá pero diminuto, que le quedará entallado para el desfile.

O los obreros buscando cartulinas y telas para marchar con un gran cartel que anuncie a cuál centro laboral pertenecen.

¿Las iniciativas para el desfile? Quedarás sorprendido al descubrir que el mismo ingenio cubano que le ayudó a subsistir en los duros 90, está vez se pone al servicio del desfile: constructores que recorren la festiva arteria colmada de colores con grúas en miniaturas fabricadas de cartón, o con pequeñas maquetas de edificios; los gastronómicos exhiben majares exquisitos y el olor de un pernil asado se adueña de la marcha, los técnico de Radiocuba instalaron una gran antena a una bicicleta, y que nadie se asombre si en un futuro cercano un invento similar permite captar la señal wifi.

Pero encontrarás también quien no se perderá la oportunidad de patentizar su doble compromiso, marchará dispuesto, pero antes comprará un cartón huevo y sin importar la fragilidad de las posturas recorrerá las calles entonando consignas y bailando las congas espontáneas.

¿Las congas? Ahí si hay melodía. Centro de trabajo que posea trabajadores con dotes artísticas y lleve una conga, tiene garantizada la alegría desbordante; el ritmo frenético de los tambores secundado por los metales hechizará a todos los participantes y con pasos cadenciosos avanzarán hasta la tribuna.

La belleza de las mujeres con sus uniformes, los niños alegres agitando las banderas desde los hombres de sus padres, ¡es tal la celebración que hasta las mascotas de casa se suman al convite!

Un primero de mayo es de las mayores fiestas que se celebran en Cuba, algunos advenedizos aseguran por ahí que los trabajadores cubanos asisten obligados… ¡habráse visto semejante bobería!, ¿cómo se logra imponer la alegría espontanea? Por eso cada año son más los hermanos de otras tierras que deciden sumarse a la mayor fiesta del proletariado mundial, que no quepa dudas.

A los escépticos solo nos queda decirles que participen, entenderán de qué va un desfile del Primero de Mayo en Cuba, entusiasmo que absorbe cada rincón del archipiélago, seguramente después no querrán perderse uno más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: