Posteado por: arnaldomirabal | 5 abril, 2017

Ciénaga de Zapata y Florida hermanadas por el fútbol

Un equipo de fútbol de Orlando, Florida, puso de manifiesto que el deporte puede ser el mejor pretexto para crear lazos imperecederos de amistad, así se demostró en la remota Ciénaga de Zapata, donde planteles conformados por niños de Estados Unidos y Cuba confraternizaron en un tope amistoso de balompié.

Sábado la mañana. Playa Larga amanece agitada. Varias banderas hondean en rústicas astas a orillas de un campo de fútbol donde decenas de niños corren tras una pelota. Gambetas, sudor, alegría y el eufórico grito de: ¡gooolllll! marcan la jornada en el terreno agreste que sirve de estadio a los cuatro equipos que sueñan al zar una Copa.

Aunque dominan el arte del balompié, no se trata de clubes profesionales. Eso sí, llama la atención que esta vez todos los jugadores llevan botines en buen estado y pulóveres que identifican a cada conjunto. Incluso, los atletas poseen un bolsito con un pomo de agua. Los implementos son obras del amor y la solidaridad llegados como donativos para los niños cubanos.

Así transcurre la mañana en Pla ya Larga, cuatro equipos competirán en la Cuadrangular de la Confraternidad Ksimba-Orlando Star. De los conjuntos en competencia uno pertenece a la ciudad de Orlan do y debió atravesar por aire el Es trecho de la Florida hasta llegar al sureño municipio matancero.

Los restantes planteles están integrados por pequeños de la Ciénaga de Zapata y Jagüey Grande.

NACIMIENTO DE UNA OBRA

Desde que el cubano Yoanki Estrada regresó a Cuba, su país de origen, quiso tender un puente entre la nación caribeña y la ciudad de Orlando. Nada mejor que el fútbol para extender lazos de hermandad, más aún si estos los tienden los propios infantes. Consultó la idea con su esposa María Gregoria y la cosa comenzó a cobrar fuerza.

Su hijo practicaba el universal de porte en la Academia Orlando Star, así que Yoanki comentó con los directivos la posibilidad de confraternizar con futbolistas cubanos de categorías inferiores.

El equipo Orlando Star se ubica en el tercer puesto en los torneos que se efectúan en la Florida. La Academia futbolera está formada por más de 300 niños de origen latino, de diferentes edades.

Explica Estrada que piensan ampliar estos encuentros, cuyo objetivo principal consiste en promover el fútbol, deporte que cada día gana más adeptos entre los cubanos.

PEDRO ‘EL CAMPERO’ ÁLVAREZ

A orillas del incipiente terreno un hombre espigado mira constantemente cuanto acontece en el campo. Permanece atento, imperturbable. Allí, en uno de los municipios más apartados de Cuba, se halla una de las glorias deportivas del fútbol colombiano y director de la Academia Orlando Star: Pedro ‘El Campero’ Álvarez.

Pedro Álvarez, conocido en el fútbol colombiano como ‘El Campero’, militó en varios clubes profesionales durante 13 campañas, entre los que destaca el Independiente Medellín y el Atlético Nacional. Años más tarde incursionó en la MLS, liga profesional norteamericana, hasta su retiro en su tierra natal.

El volante vistió la camiseta de la selección nacional, y coincidió en el terreno con grandes de su país como el Pibe Valderrama. Una lesión le impediría participar en el Mundial del 94.

A sus discípulos les inculca las características que definen a la selección cafetera: el buen trato al balón, temple y personalidad en el campo. Algo que se pudo apreciar en los predios de Playa Larga cuando una representación de la Academia expuso un balompié de altura.

Sobre Cuba destacó la pasión y disciplina de sus jugadores. “Los he visto jugar a nivel de Concacaf y tienen talento, lo cual se aprecia hoy aquí”.

Para el futbolista colombiano, encuentros deportivos como este resultan espectaculares. “Me recuerda mis inicios, así se juega en cualquier país de Sudamérica. Es una experiencia única para nuestros niños, y qué mejor que traerlos a un ambiente como el de Cuba.

“Se enriquecen no solo en la parte deportiva, sino en la personal, porque el ambiente de hermandad se respira a todo momento, la humildad y cordialidad de la gente enaltece el espíritu.

“Esperamos que este primer tope amistoso sea solo la semilla que mantenga la puerta abierta para empeños mayores”.

Sobre el talento de los cubanos destacó, además, que poseen lo más importante que debe tener un futbolista y que marcó la jornada sabatina: la pasión por el fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: