Posteado por: arnaldomirabal | 15 marzo, 2017

Ilona, la NASA… el secreto de la Cueva de las Peces

La Cueva de los Peces es visitada cada día por cientos de turistas cubanos y extranjeros, lo que ha propiciado que su fama se acreciente en Cuba y allende los mares. Con su fama también han crecido ciertos mitos: muchos aseguran que en algún punto se comunica con el mar, otros que se trata de la cueva más profunda del archipiélago cubano, algunas hablan de criaturas misteriosas que habitan sus profundidades, y hasta de la visita de científicos de la NASA…

Para ahondar en el tema decimos acudir a Ronel Almeida, instructor de buceo y un conocedor de los mares y cuevas del sur matancero.

Antes comenzar el diálogo, el experimentado buzo acotó que existe una diferencia entre el buceo en cavernas y en cuevas.

“Cuando nos adentramos a una cueva perdemos todo contacto con el exterior, en cambio, al bucear en una caverna puedes disfrutar ver la salida a todo momento. Esto último es lo que busca la mayoría de los buceadores, apreciar los contraluces que se producen en la profundidad con los rayos del sol.

“También resulta atractivo la mezcla de aguas de diferentes temperaturas que propicia un fenómeno conocido como termoclina; o la interacción del entre agua dulce y salada. Ambos fenómenos tienen lugar en la Cueva de los Peces.

“Nuestro sistema consiste en fallas paralelas a la costa, una concatenación de cenotes que comunica prácticamente a Playa Larga con Cienfuegos. Algunos cenotes no se comunican, otros sí.

“Antes del desarrollo turístico, la Cueva de los Peces se conocía como Ilona, luego le llamaron El Cenote, fue con el desarrollo del turismo en los 90 que adquirió el nombre actual.

Refiere Ronel que se hizo tendencia entro los espeleólogos y buzos especializados bautizar a estas formaciones con nombres femeninos, de ahí surgen Daymar, Susana, Adelaida, etc.

Sobre el cenote conocido como Cueva de los Peces, o Ilona, existe un pasaje subterráneo de 300 metros que se conecta con el ojo de agua Daymar, allí se pueden encontrar camarones rojos de antenas blancas, peces ciegos como la lucifuga, que viven en total oscuridad y al ser alumbrados es posible ver su trasparencia.

También abundan otras especies raras como la remipedia, crustáceo con forma de gusano. El instructor de buceo recuerda que en los 90, científicos de la NASA visitaron el lugar en busca del espécimen, ya que les era útil para investigaciones sobre la sobrevivencia en otros planetas.

La cueva alcanza 70 metros en su parte más profunda, pero muchos seguirán disfrutando a flor de agua, ya que no todos se adentrarán en sus entrañas; según rigen las normas internacionales solos buzos especializados podrán descubrir sus secretos ocultos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: