Posteado por: arnaldomirabal | 4 enero, 2017

¡Peligro! ¡Depredadores en la Ciénaga!

fincasanto
Con estupor y azorado por la magnitud del crimen, observo un video que un amigo me enlaza a mi muro de Facebook, una de las mayores redes sociales de Internet. Me pide explicaciones sobre el triste acontecimiento: cuatro cazadores furtivos posan para un teléfono mientras transportan botes con varias decenas de ejemplares de cocodrilos.

El impacto del video no se hizo esperar, en pocas horas alcanzó más de 100 mil visitas de internautas y una larga lista de comentarios provenientes en su mayoría de la Florida.

Llama la atención que las cientos de opiniones elogiaban “la valentía” de esos cacos, quienes posan con total desparpajo ante el celular, mostrando su criminal botín.

Hablan de sobrevivencia y de lo duro de la vida en Cuba para intentar justificar su depredación. Imagínese que la pobreza en África nos impulse a aprobar la desaparición de los elefantes y los rinocerontes. Nadie en su sano juicio haría tal cosa. El mundo se estremece cada vez que se publican imágenes de cadáveres de elefantes sin colmillos, o rinocerontes sin cuernos.
UN FLAGELO QUE CRECE

34
El tráfico de animales protegidos es el tercer negocio más lucrativo del mundo, solo superado por las ganancias que proporcionan las armas y las drogas, y aunque en Cuba resultan incipientes el tráfico de armas y el flagelo de las drogas, el comercio de animales amenazados se ha incrementado en los últimos años con el desarrollo del turismo. Cada año en nuestros aeropuertos son incautadas cientos de aves o huevos de especies como el Tomeguín del Pinar o la cotorra, destinadas a coleccionistas privados.

En el 2014, según el portal digital Cubadebate, la Aduana General de la República (AGR) incautó 2703 especímenes, de los cuales 348 se reportaron como contrabando. Entre enero y mayo de ese año se habían detectado seis casos de contrabando, vinculados con la detección de 39 aves, 20 huevos de aves, 2 tortugas y 70 kilogramos de pepinos de mar.

Existen en Cuba varias legislaciones contra la depredación ilegal de especies amenazadas y el comercio de maderas preciosas, como Decreto Ley 164 sobre la pesca en Cuba, o la Ley 81 del Medio Ambiente. En un reportaje del 2013 publicado por el portal digital Cubahora, se informaba sobre el decomiso de 1,696 embarcaciones junto con cientos de kilogramos de varias especies marinas y terrestres, entre ellas carne de cocodrilo y quelonios, especies en peligro de extinción.
foto-1
Pero lo infractores logran burlar las leyes. No hace mucho se hizo viral en internet un ladrón encapuchado que robó varias especies de palomas cubanas en una tienda de productos religioso de Miami. Aunque en la nota no se especifica la especie, sí se reconoce que llegaron a Estados Unidos de contrabando.
PONERLE COTO AL ASUNTO

Aún sin el seguimiento que amerita un tema tan sensible y polémico como la caza ilegal, nuestro mensuario Humedal del Sur ha abordado el tema en varias ocasiones, acudiendo a la voz y conocimientos de especialistas, y narrando historias de vida de pobladores de casi todos los rincones del vasto humedal.

Roberto Ramos Taragarona, conocido por Toby, quien funge como especialista en el órgano del Citma en la Ciénaga de Zapata, nos comentaba en una entrevista que sentía preocupación porque en otras culturas reverencian al cocodrilo como animal sagrado y en Cuba no, lo cual pudiera contribuir a su protección.
tututut
“Pienso que debe trabajarse con las comunidades más cercanas para buscarles otras alternativas económicas. También viene gente de fuera. El desarrollo del turismo trajo aparejado la caza ilegal, ya que antes los pobladores autóctonos no lo comían”, comentaba en aquella ocasión.

“Debemos inculcar en las nuevas generaciones el amor y respeto hacia estos animales. Que las personas lo vean como un símbolo nacional, que se convierta en el orgullo del cenaguero.

“Y eso no lo hemos podido trasmitir. Nos enfrentamos a otro problema, ¿cuántos cenagueros viven actualmente en la ciénaga? Con los años se han radicados muchos habitantes que vienen de otros territorios, y se puede perder la cultura autóctona.

“Debemos crear conciencia de que se trata de una especie rara en peligro de extinción, y un símbolo para los cubanos. Benévolo
tyu
El especialista habló, entonces, entusiasmado sobre la liberación de casi un centenar de cocodrilos a su hábitat natural, del monitoreo constante, y de la buena salud y adaptación de los ejemplares. Pero desgraciadamente tanto esfuerzo parecería en vano: hoy el mundo conoce que en la Ciénaga se depreda a un fósil viviente, amenazado y en peligro de extinción. quemarropa

Quedan muchas lagunas sobre este caso: ¿El papel de los encargados y los mecanismos para salvaguardar un área protegida? ¿Las medidas tomadas contra los infractores? Que no se trata solo de los cazadores, quienes compran esa carne son tan malhechores como el que captura al animal.

Cuatro sujetos pusieron en evidencia a la Ciénaga de Zapata ante el mundo, pero los culpables son muchos más…Sobre este tema volveremos a escribir, nos toca a todos limpiar la imagen de la Ciénaga, y lo más importante, proteger la flora y la fauna, el principal recurso del Humedal.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: