Posteado por: arnaldomirabal | 26 agosto, 2016

Gran recibimiento en la ciénaga a entrenador de lucha grecorromana

Por Yamilka Nieves y Arnaldo Mirabal

El entrenador Raúl Trujillo Díaz comparte la alegría con su pupilo Ismael Borrero

El entrenador Raúl Trujillo Díaz comparte la alegría con su pupilo Ismael Borrero

Durante poco más de dos semanas, Cuba en pleno se detuvo frente a un televisor expectante por la gloria de sus campeones. La isla se estremeció de punta a cabo cuando el luchador Ismael Borrero se alzó con la primera presea dorada, sentimiento que rozó al éxtasis cuando el gigante pinareño Mijaín López se sentó en el Olimpo junto a los dioses, tras alcanzar su tercera medalla de oro en estas lides.

La alegría de Mijaín contagió a todos, y hasta hizo volar por los cielos a su entrenador Raúl Trujillo en un cariñoso saludo que luego sería imitado por otros deportistas.

El gesto del tricampeón se puede tomar como un reconocimiento a la labor de los entrenadores, guías y hacedores de los logros de los deportistas, algo que bien sabe el matancero Raúl Trujillo Díaz, jefe del equipo de lucha grecorromana, y vicepresidente de la Federación Cubana de Lucha.

Ese fue el motivo del grato recibimiento que le hicieran sus paisanos en su natal Pedro Betancourt. Pero los cenagueros no quisieron quedarse atrás y también le agasajaron como un hijo, ya que lo sienten como un cenaguero autóctono, pues desde niño el entrenador pasa sus vacaciones en el Humedal.

Allí le esperaban desde hacía días los habitantes, junto a las principales autoridades del territorio, en especial los vecinos del poblado Buena Ventura. Sabían que aparecería de un momento a otro.

“Recibí una sorpresa muy grande al llegar a la Ciénaga de Zapata y encontrarme con un recibimiento de tal magnitud por los pobladores y autoridades, en Buena Ventura todo fue muy acogedor y emocionante”, comentó poco después el estelar entrenador.

“Me llenó de alegría que este pueblo en el cual no nací me recibiera de ese modo, fue maravilloso, algo que no voy a olvidar nunca, al igual que en mi pueblo natal Pedro Betancourt, donde tengo muchos amigos y gente que me quiere. A los pobladores del territorio cenaguero quiero agradecerles el bello gesto que tuvieron conmigo y con mi familia.

Con dos medallas de oro y una de plata, el equipo de Lucha Grecorromana ocupó el primer lugar por países; Raúl compartió con los pobladores las emociones vividas durante los juegos de Río 2016: “los juegos olímpicos tienen una característica muy especial, es un evento diferente a todos y tiene sus propias emociones, fue muy gratificante que al siguiente día del cumpleaños de nuestro Comandante en Fefe apareciera la primera medalla de oro conquistada por Ismael Borrero Medina, eso nos llenó de una alegría doble, medalla que estoy seguro el Comandante y Cuba esperaban”.

“Otro momento mágico para el equipo fue la medalla de Mijaín López Núñez, su tercer título olímpico que toda Cuba pudo disfrutar y que tengo entendido fue un momento muy alegre para la isla, me contaron que el país se paralizó en el combate de Mijaín y el turco”.

“En la premiación tomó la postura de un saludo señalando la bandera cubana patentizando su compromiso con la Patria y los suyos.

“A ello se sumó la medalla de plata de Yasmani Lugo Cabrera, que luchó con luxación en ambos tobillos. En su cara se notaba el dolor y la tristeza. Dio el máximo por el oro pero no se pudo, aunque quedamos en primer lugar por países, logro que le dedicamos a este pueblo”.

Sobre los próximos retos de la lucha greco agregó: “a partir del mes de septiembre comenzamos la preparación para un torneo en Azerbaiyán donde participan los medallistas panamericanos; comenzaremos además la preparación para el campeonato mundial, después de ser campeones olímpicos el compromiso crece aun más. Tenemos un equipo muy joven y la confianza es grande”.

Los cenagueros escuchan atentos las historias narradas por el entrenador Raúl Trujillo sobre las Olimpiadas de Río

Los cenagueros escuchan atentos las historias narradas por el entrenador Raúl Trujillo sobre las Olimpiadas de Río


RAÚL TRUJILLO Y LA CIÉNAGA DE ZAPATA

“Desde niño mi padre me enseñó a querer y amar la Ciénaga de Zapata, la naturaleza es un encanto, yo soy amante de la pesca y me gusta mucho el mar, me brinda tranquilidad, paz y deseos de vivir por una tierra que aunque no nací en ella la adoro.

“Siempre dije que cuando yo pudiera viviría en el humedal y mi sueño se convirtió en realidad, me gusta disfrutar junto a mi familia en mi Ciénaga de Zapata; la obsesión que tengo con el entorno marino hace que en mi casa todos los rincones muestran adornos que tengan que ver con ese mágico mundo que nos regaló la naturaleza, quisiera hacer un llamado a los habitantes de tan hermoso lugar para que lo cuiden, que sean guardianes de su limpieza y cuidado”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: