Posteado por: arnaldomirabal | 8 agosto, 2016

En el reino de las abejas

20160706_160226
“Desde que nací estoy entre abejas. Mi papá comenzó en la apicultura por los años 40, cuando se fabricaba miel con un palo hueco taponeado con corchos. Fue en los 50 que mi padre compró unas cuantas colmenas en Batabanó. En esos años nací yo, en 1959 para ser exactos. De mis cinco hermanos yo fui el único que me interesé por las abejas.

“Soy natural del Vínculo, un poblado cenaguero que ya no existe. Cuando terminé el Servicio Militar tenía 20 años, y entonces me lo tomé más en serio la profesión. Ha sido lo único que he practicado en la vida.

“Antes no habían tantas enfermedades como ahora. Hoy nos golpea mucho la Varroa, ácaro que ataca las abejas. Periodo atrás desaparecía con sustancias químicas, pero desde que nos insertamos en el mercado internacional y nos exigen una miel de óptima calidad, la combatimos con tratamiento agroecológico. En la actualidad, colocamos unos panales trampa donde la Varroa incuba sus huevos y a los 24 días las eliminamos. Hay otras enfermedades que vas conociendo con los años.

“La abeja reina es la jefa de la colmena, esta última es como el gobierno de un país, donde la soberana rige cada cosa y circunstancia. Es la única hembra fértil y puede poner hasta 3000 huevos diarios.

“El colmenero debe estar muy atento a los cambios de la reina. El procedimiento es muy sencillo. Cuando envejece introduces la nueva en una pequeña cajita. A las pocas horas ya la colmena sabe que no tiene monarca y asumirán a la recién llegada.

“La vida de las abejas es efímera, puede durar alrededor de 45 días. Trabajan mucho y nunca duermen, porque en la noche purifican la miel, limpian la caja. Nunca vuelan en la oscuridad. Son muy inteligentes, puedes tener varias colmenas pero ellas nunca se equivocan.

“He aprendido todos los secretos de la floración de los árboles, y así poder mover mis colmenas por toda la provincia. En enero florece el romerillo en el norte de Matanzas; en el mes de marzo el cítrico; en abril, mayo y junio florece el soplillo en la Ciénaga; en septiembre el leñatero, después el bejuquillo morado cerca de Colón, y así se pasan todo el año, recorriendo kilómetros para obtener la miel.

“El cambio climático ha afectado mucho las poblaciones de abejas. Han surgido nuevas enfermedades, y las floraciones de los árboles se han alterado o cambiado la fecha. Hoy apenas podemos contar con el cítrico. Antes cualquier colmena podía tener hasta 120 000 abejas, hoy apenas llegan hasta las 80 mil.

“He recibido picaduras en todo el cuerpo. Hoy mismo me picó una en el dedo y me lo “entumió”. Ya no se me hincha pero sí siento el dolor.

“Hay años en que produje hasta 35 toneladas. Pertenezco al movimiento de los 100 kilogramos por colmena. Debes sellar el panal para que el alimento obtenga los mejores estándares.

“La abeja es la vida mía. A veces me paso varias horas observándolas. Ya yo sé a simple vista cómo se encuentra el colmenar, qué problemas tiene.

“Solo una vez en la vida la reina sale para fecundarse. Vuela hacia el cielo, y los zánganos le persiguen. Uno logrará aparearse, para morir al poco rato. Eso es lo único que hará en su existencia.

“En 1994, cuando la Varroa, perdí todas las colmenas. En ese entonces desconocíamos de qué se trataba. Volvimos a empezar de cero. Luego en el 97, después de un ciclón, recibimos otro duro golpe, porque las rachas de los vientos destruyen las ramas de los árboles, impidiendo la floración. Pero siempre me repongo. No sé qué haría si me quedará sin abejas, son mi vida, mi segunda familia”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: