Posteado por: arnaldomirabal | 16 mayo, 2016

Investigador canadiense Intentan usurpar trampa cubana contra el Aedes Aegypti

¿La BBC Mundo escribirá sobre la larvitrampa cubana?

¿La BBC Mundo escribirá sobre la larvitrampa cubana?


Pues sí, se trata de la tan extendida y nunca bien ponderada “larvitrampa” cubana contra el mosquito Aedes Aegypti, vector trasmisor de virus como la Fiebre Amarilla, el Dengue, el Zica y el Chikungunya.

En Cuba, pionera en la batalla contra el Aedes Aegypti desde el siglo XIX gracias al prominente científico Carlos J. Finlay, las larvitrampas se extienden a lo largo y ancho de la isla como método efectivo contra el letal insecto.

El dispositivo consiste en un fragmento de neumático donde se vierten dos litros de agua limpia, preferida por el insecto a la hora de poner sus larvas.

Gracias a su fácil fabricación las trampas se hallan diseminadas por todo el país. A manera de ejemplo, según refiere el portal digital de la Revista Médica de Cienfuegos, solo en esa sureña provincia existen 11 mil 640 larvitrampas, distribuidas cada 19 viviendas aproximadamente.

También se colocan en grandes fábricas, centros estudiantiles, almacenes, terminales de ómnibus y ferroviarias, así como en otros sitios propicios para las ‘introducciones’ del mosquito desde otros territorios.

INVENTAR LO QUE YA ESTABA INVENTADO

Desde hace años las trampas a partir de neumáticos resulta un procedimiento eficaz en el combate contra el vector en Cuba, algo que desconocía el diario digital BBC Mundo al publicar un reportaje sobre un supuesto descubrimiento de investigadores canadienses y mexicanos, bajo el título Ovillanta, la ingeniosa trampa hecha de llantas para acabar con el mosquito del zika</. Se trata del mismo invento pero con otro nombre: ovillanta.

"Como un hallazgo inesperado", lo cataloga Gerardo Ulibarri, profesor de la Universidad Laurentian en Sudbury, Ontario, Canadá, quien asegura que un buen día observando materiales locales se le ocurrió emplear una llanta llena de agua para contrarrestar al molesto insecto.

El investigador comprobó la eficacia de la ovillanta (larvitrampa para los cubanos) en países como Guatemala y México, y asegura que extenderá los estudios a Brasil y Paraguay.

“Durante la investigación de 10 meses en Guatemala, 84 ovillantas colocadas en siete barrios de la ciudad de Sayaxché acabaron con más de 18 mil larvas de Aedes al mes”, asegura en entrevista concedida a la BBC mundo.

Mucho tiempo y recursos se hubiera ahorrado el estudioso si hubiera visitado Cuba, donde las larvitrampas mostraron su efectividad desde hace décadas.


Responses

  1. […] a través de Investigador canadiense Intentan usurpar trampa cubana contra el Aedes Aegypti — […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: