Posteado por: arnaldomirabal | 7 abril, 2016

¿De reprimidos a represores? (I parte)

b67893143b5822bd1bd63bc7e2376a06
Azorado veo cómo quienes repiten hasta el cansancio la palabra libertad, y exigen a los cuatro vientos el derecho a pensar diferente con las venas del cuello a punto de estallar, como por arte de magia o por exceso de libertad, ya que muchos se encuentran en el exterior, asumen una postura retrógrada e intolerante al discurso divergente.

Muy difícil la tenemos los cubanos que decidimos permanecer en Cuba, a cuenta y riesgo, como dice la canción y con una actitud militante. Solo serás creíble si asumes una postura crítica hacia dentro, y profieres loas y adjetivos dulces a cuanto sucede afuera. Es el mismo viejo cuento de siempre de la tan cacareada libertad de expresión: eres libre para decir solo lo que otros quieren escuchar.

Te verás imposibilitado de defender hasta lo defendible, y correrás el riesgo de ser tildado una y otra vez de ciego, lamebotas o cómplice de una tiranía, por el simple hecho de intentar mostrar todas las aristas de tu realidad inmediata: las grises, las oscuras y las menos oscuras. ¡ay de ti si descubres un destellos de luz dentro de tanta sombra! No serás otra cosa que un repetidor de consignas.

¡Ciego!, eres un ciego porque con tus ojos ves lo que otros descartan, ignoran o prefieren callar. Aunque nunca hayas matado una mosca, aunque te midas para azorar hasta aquel perrito sarnoso, eres un represor y vil instrumento de la maldad extrema porque defiendes lo que consideras el mejor camino para Cuba.

Aunque a esa conclusión hayas llegado por tus propias ideas, serás acusado de que alguien habla por ti y dirige cada gesto y movimiento tuyo, ya que no eres más que un muñeco inerte que solo responde a los estímulos de algún ventrílocuo.

Si desde ya mis criterios son desaprobados por mis antagonistas, me pregunto cuál sería mi destino de ocurrir en la Isla un cambio de régimen. Debo creer que permitirían publicaciones de izquierda, o la existencia de una oposición real. Lo dudo, si desde ahora se muestran reacios al diálogo, y poseedores de la única verdad posible. Cualquier idea contraria es desechable, punible.

Son demasiados incongruentes con sus postulados de libertad de expresión y pensamiento, si desaprueban la mínima oración que disienta con sus doctrinas, si es que tienen alguna.

Se pretenden conciliadores y asumen la intolerancia como bandera; se autoproclaman víctimas de la represión y arremeten con ira contra la mínima palabra que defienda el sistema cubano; hablan de olvidar el pasado y las atrocidades cometidas por la extrema derecha de Miami, y se la pasan hurgando en él para hablar de la UMAP, de los huevos lanzados en los 80, pero gran reprimenda se buscará quien ose mencionar al avión de Barbados. Así de simple, se dicen reprimidos y se la pasan reprimiendo. Continuará….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: