Posteado por: arnaldomirabal | 3 abril, 2016

CUBA DICE dijo mal…

12802967_10208898666049251_5226682919944703001_n
La primera vez que la sección Cuba dice apareció en el Noticiero Estelar de la Televisión cubana, muchos entusiasmados creyeron que el periodismo crítico había aterrizado de una vez y por todas al escenario nacional.

Sin embargo, como era de esperar, aquel programa que empezó a ganar adeptos por sus críticas, en un intento de realizar un periodismo más serio, profundo y apegado a la realidad de los cubanos, empezó a desgastarse, hasta convertirse en una mueca de lo que fue.

Los ejemplos de superficialidad e intentos fallidos de esa sección, que no logran tan siquiera agitar a la opinión pública, resultan incontables. Mal cumple su cometido, cuando la primera frase que se escucha al día siguiente en cualquiera parada de ómnibus, hace hincapié en lo que no dijo o abordó de soslayo.

Esta vez me remitiré al programa emitido la semana pasada sobre la limpieza de dos urbes del centro del país, Sancti Spiritus y Cienfuegos, y que desde mi punto de vista, significó el tiro de gracia a un espacio que ya daba muestras de cansancio y pérdida de objetividad.

Semanas antes yo había visitado Cienfuegos y escuché de boca de muchos pobladores las alarmas sobre la pésima higiene de la ciudad en los últimos tiempos.

Para un foráneo, oriundo de la Ciudad de los Puentes, donde las aguas albañales corren como ríos, Cienfuegos no ha perdido su pulcritud y encanto, pero muy diferente piensan los habitantes de allí. Y la inconformidad de los cienfuegueros tiene lógica: durante años presumieron, con toda razón, de contar con una de las ciudades más limpias de Cuba.

Sobre esa problemática, el semanario Cinco de Septiembre realizó un amplio reportaje para determinar las causas de la falta de higiene que afronta la Urbe, merecedora de la condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El trabajo salió publicado con amplio despliegue que abarcó las páginas centrales del semanario, bajo el título: ¿Por qué está sucia la ciudad de Cienfuegos?

Foto publicada por el semanario Cinco de Septiembre

Foto publicada por el semanario Cinco de Septiembre

Vale destacar que desde hace algún tiempo, desde mi humilde opinión, claro, ese medio de prensa destaca entre los mejores del país por abordar temas peliagudos que otros prefieren evitar.

¿Qué sentimientos afloraron a la mente de los colegas del Cinco de Septiembre al constatar que a los pocos días de publicado su trabajo, el Noticiero Nacional de la televisión cubana, con mucho más alcance, desdecía lo expuesto por ellos?

ACCIÓN-REACCIÓN A UNA NOTICIA

La reacción no se hizo esperar y el debate se trasladó a las redes sociales. En un enlace de un colega del semanario se conoció que el teléfono del director del periódico no ha dejado de sonar desde entonces, con opiniones encontradas de los cienfuegueros.

Las opiniones que se pudieron leer en las redes sociales coinciden en la falta de seriedad de Cuba dice.

“Más que boquiabiertos, el show complaciente de ayer por la noche de CUBA DICE nos dio a todos los verdaderos cienfuegueros una bofetada fenomenal”, alega un forista con evidente malestar.

“Una vez más, la agenda mediática se muestra bien distante de la agenda pública. Qué vergüenza!!!”, comenta una colega, a lo que agrega: “ ese equipo de periodistas se dejó “guiar” por las conveniencias de dirigentes que no respetan a su pueblo ni aman a Cienfuegos. Tener que escuchar que en Cienfuegos ciudad hay solo cien salideros!!! Solo en mi barrio hay trescientos”.

Las opiniones airadas continúa y también señalan a las autoridades entrevistadas: “el conservador de la ciudad no quiere a Cienfuegos, debería estar indignado, en vez de emitir opiniones genuflexas, diciendo mentiras…”.

“Nos van a retirar la condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la suciedad y la desidia y él será el responsable. Cuba Dice no tiene ni tendrá mi respeto en el futuro, me daría pena ser una periodista como ellos”.

“Así pues, una locura profesional de Cuba Dice. Eso sucede también porque para que un periodista de otro sitio haga un trabajo de calidad “en otro sitio” debe investigar, “de verdad”, contrastar fuentes, infiltrarse y no dejarse llevar por la “pirofláutica”. El mal es para ellos…”, argumenta certeramente otra colega.

Salideros-muestra fotográfica de Libán Rodríguez

Salideros-muestra fotográfica de Libán Rodríguez

Sobre la necesidad de que los propios periodistas de los territorios aborden su realidad inmediata, y no otros envidados de afuera, también argumentaron: “Y por qué no dejar que los periodistas de acá hicieran la investigación, pues un día en una ciudad no te proporciona la dimensión real del fenómeno. Que se limpie el bulevar y se recoja la basura no significa que la ciudad esté bella”.

“Parece que Cuba Dice no caminó por el Prado, donde la proliferación de puestos de pizzas y otros comercios han ensuciado tanto la ciudad, al punto de no merecer el título de ser la más limpia de Cuba”.

Sería interminable las opiniones vertidas en la red de redes sobre el desenchufe del programa con la realidad que intentó abordar. Lo cierto es que el equipo de trabajo se fue con la de trapo, y las interrogantes sobre la producción y realización de la sección del noticiero estelar crecen como la insalubridad en la Cuba de los últimos años.

LA CULPA SÍ LA TIENE ALGUIEN

Si en un inicio Cuba dice contó con los favores de la audiencia se debió en gran medida a la decisión de incluir los criterios de la población. Y aunque nos duela decirlo, hasta ese momento el Noticiero estelar era el espacio donde los directivos y funcionarios muchas veces se autoelogiaban sobre su propia gestión.

Fueron los criterios de la población, las verdades sin tapujos, y sin puesto que cuidar, lo que hizo de Cuba dice un espacio esperado por muchos, donde veían reflejados sus problemas. Cuando aparecieron más justificaciones que cuestionamientos, la población comenzó a satirizar el programa. En cualquier esquina cubana se escuchaba la frase: “Cuba dice pero no resuelve”.

Y quizás sin quererlo, la sección perdió sustancia y languideció. Pero ¡ojo!, la culpa no la tiene el equipo de producción ni los periodistas. Quien conozca un tilín las rutinas productivas de cualquier medio de prensa cubano, sobre todo los de tirada nacional, saben que cada trabajo crítico pasa por muchos filtros y manos, siempre dadas a las tachaduras y a las omisiones.

Semejante obrar puso en evidencia a un profesional como Boris Fuentes, pero yo voy más allá. Cuentan que el periodista llevó consigo un ejemplar del reportaje redactado por el Cinco de Septiembre. ¿Por qué decidió hacer caso omiso a lo publicado? Esa es la cuestión a debatir. Yo por lo pronto, me contentaría con escuchar su visión sobre el hecho.

Creo que es hora de que Cuba dice se analice por dentro. Se hace necesario un reportaje sobre los avatares a los que se enfrentan cada vez que abordan un tema candente. Desgraciadamente desde hace mucho ya no cumple su objetivo, más bien todo lo contrario, porque como lo demostró el amplio reporte sobre la limpieza de la ciudad en Cienfuegos, más bien desinforma y manipula la realidad.


Responses

  1. pero ya lleva rato esta sección sin el brillo que tenía, acercándose a los temas por las ramas… el pueblo desea un mejor periodismo y si los periodistas no logran hacerlo es culpa de ellos… es verdad que sufren de censura, incomprensiones, información escondida… pero el periodismo es meterse en la candela!!!… el oficio es para eso, para decir lo que no quieren -el o los que sean- que salga a la luz… y la gente te va a exigir y te va a gratificar y seguir cuando se hacen cosas que sirvan… y valga la palabra en todo los sentidos: trabajos que valgan la pena y que además tengan una utilidad, un impacto…

  2. Saludos. Pongo a continuación una copia de un correo q le hice llegar al colectivo de Cuba Dice, después del capítulo citado aquí, aclaro q aún desconocía las incongruencias referentes a la propia ciudad de Cienfuegos. También me dijeron después q había salido una crítica en el propio noticiero unos tres días antes del Cuba Dice, lo q hace más inexplicable q se diera a la luz solo una parte de la realidad de la capital cienfueguera:
    Les escribo a propósito del Cuba Dice sobre “algunas ciudades limpias y otras no”. Con todo respeto, el trabajo periodístico me parece positivo, pero a medias, y es q llama la atención q solo se base en las ciudades limpias sin q haya contraste con las descuidadas, a pesar de q se mencione lo de “algunas ciudades limpias y otras no”. Les sugiero q vuelvan sobre el tema, partiendo del ejemplo de las ciudades abordadas, sus mecanismos y voluntad política para mantenerlas como debe ser, pero adentrándose, con otras aristas, en las ciudades con mala situación higiénica.
    Si bien es cierto q la ciudadanía es fundamental para mantener la limpieza, la situación de La Habana merece todo un Cuba Dice (o varios), y no hablo solo de volver sobre los escombros y demás, sino de otros ejemplos concretos q hablan a las claras de la responsabilidad de la administración de La Habana en la penosa y sostenida situación higiénica de la capital. Por ejemplo, para ir a lo más terrenal, ¿cómo es posible q las aceras de La Rampa estén empercudidas de churre, y en algunos sitios llegan a ser costra (paradas en las dos aceras frente a Coppelia) q ni permiten ver las obras de arte q deben adornar esta zona emblemática de la capital? Solo un intenso aguacero nos alivia de esta desidia de las instituciones responsables, por supuesto q me refiero al gobierno y al Partido provincial. Por cierto, esto es algo q la gente nota q le falta a Cuba Dice, llamar todavía más las cosas por su nombre, emplazar a los principales responsables, como son en este caso los más altos dirigentes de la capital.
    Para terminar, también les sugiero q aborden un flagelo incompatible con nuestro sistema humanista, me refiero a la situación de los indigentes en nuestra capital. No me refiero específicamente al complicado asunto de los ambulantes “buzos”, sino a aquellos q permanecen en su abandono absoluto en un lugar determinado. ¿Cómo es posible q no se le busque una solución a esta situación q además también puede ser foco de enfermedades? ¿Por qué no se atienden a estas personas en centros de salud mental o donde sea indicado? Desde hace mucho tiempo se espera una respuesta del Estado, mediante sus instancias provinciales, a estas lamentables situaciones q no son exclusivas de la capital y q muestran una notable brecha entre las instituciones q dirigen el país y lo q sucede en nuestras calles. La labor de ustedes, como periodistas, es esencial para q este panorama cambie. Muchas gracias.

  3. […] no quiero quedarme en el debate periodístico, que si Cuba Dice dijo mal, como afirma el colega Arnaldo Mirabal en su blog, que si llaman mentirosos a los colegas del […]

  4. De acuerdo, quedarse en el debate periodístico es quedarse en la epidermis, irse por las ramas, como habitualmente hace Cuba Dice. Este es un asunto político e ideológico, porque los que hemos trabajado en los medios en Cuba, sabemos muy bien que son los ideólogos y los políticos los que deciden qué se publica o no, y qué enfoque se le da o no. Recuerdo la conferencia del Partido en la que Lázaro Barredo planteó la cuestión de la responsabilidad del PCC y sus estructuras en la eficacia de la prensa cubana y en la disonancia -el no usó ese término, pero es el término-, entre las agendas públicas y mediáticas, y cuatro cinco años después estamos en las mismas o peor. Estoy convencido de que no son los periodistas los principales responsables de incoherencias como ésta que nos ocupa aunque, ciertamente, hay órganos de prensa en los cuales la cobardía política y el acomodamiento enseñorean y hay otros, como el propio periódico 5 de septiembre, en el cual hay un sentido de la ética y el respeto por el pueblo, que es lo que está perdiendo Cuba Dice y hace rato el NTV es incapaz de recuperar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: