Posteado por: arnaldomirabal | 19 febrero, 2016

Y los Lumiére abandonan Matanzas (I parte)

3935-cine_velasco
¿Dónde ver una buena película en la gran pantalla en Matanzas? Esa pregunta que se harán algunos, sobre todos los cinéfilos yumurinos, al parecer no tiene contestación inmediata. Sobre este tema el Semanario Girón salió en busca de respuestas.

Cuentan que ese prodigio que fue el cinematógrafo llegó a Cuba en el año 1897. El invento de los hermanos Lumiére dejó boquiabiertos a los desprevenidos espectadores, quienes por primeras vez percibían un “aparato” capaz de reproducir la imagen en movimiento. Fue el francés Gabriel Veyre el encargado de introducir en la Habana semejante sortilegio.

La primera película filmada en Cuba, gracias a Veyre, se llamó Simulacro de incendio y no duraba más de un minuto, pero inició la historia del Cine en la Isla. Por esas circunstancias raras de la vida, pocos meses después el propio adelantado francés veía cómo su potente negocio se venía abajo, tras un incendio real que arrasó con parte del mobiliario del edificio que había alquilado.

Pero a pesar de aquel suceso, la historia del cine en Cuba no es tan trágica como pudiera pensarse. Bueno…no toda la historia, porque quien recorra la ciudad de Matanzas en estos días, con ganas de disfrutar una buena película en el Cine Velasco, o en cualquiera de los restantes de la urbe, se quedará con las ganas. Tal pareciera que la invención de los Lumiére nos dejó para siempre, impregnándonos un hálito de nostalgia por los tiempos pasados.

¿¡DE PELÍCULA!?

Al centenario Cine Velazco le abandonó la gloria. De nada le bastó la cuantiosa reparación que transformó al inmueble. Si partimos de que es la proyección de películas lo que le da vida a un cine, la instalación languidece cada día. Hace más de un año que el video-proyector se rompió, y desde entonces la sala oscura permanece más sombría que nunca.

Incluso, se corre el riesgo de que la provincia pierda la Subsede del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, a pesar de las ingentes gestiones de las autoridades del Centro Provincial de Cine (CPC), quienes se han visto obligados a alquilar equipos a cuentapropistas, con todo el gasto que ello conlleva.

Pero ni esas gestiones logran coronarse de éxito, porque la vida real difiere mucho de los finales felices de Disney.

“Hemos alquilado el equipo, pero cuando llega una muestra en concurso la tecnología no es compatible con el video-proyector, como sucedió en la pasada edición del festival con el filme cubano Café Amargo”, explica Maylits Aldana Monzón, directora provincial de cine.
No se vislumbra una solución a mediano o largo plazo para la céntrica sala yumurina.

“El video proyector del Velasco debe tener un alcance mayor de 32 metros. El precio en el mercado internacional oscila entre los 80 mil y 100 mil dólares y no contamos con ese monto”.
Pero su importe se incrementa, ya que según palabras de Aldana Monzón, el video-proyector debe venir acompañado de un módulo de audio de varios canales de salida, lo que encarece el costo que puede ascender hasta 150 mil USD. A ello se une el cambio de software cuando sea necesario.

En los restantes cines de la provincia el panorama no es muy distinto. Muchos video-proyectores del territorio se enfrentan a la obsolescencia por su antigüedad, y ya no existen piezas para su reparación. Para nadie es un secreto que la técnica se desarrolla vertiginosamente.

En muchos cines del mundo hoy rige la tecnología Blue-ray, un formato de disco óptico de nueva generación, desarrollado por la Blu-ray Disc Association (BDA), empleado para vídeo de alta definición (HD) y con mayor capacidad de almacenamiento de datos de alta densidad que la del DVD.

Para Cuba, país del Tercer Mundo, resulta difícil adquirir estas costosísimas tecnologías de punta. Si a ello se une la pésima situación constructiva de muchos cines de la provincia, nos embargaría una sensación de desamparo.

Como el resto de los  cines de los 13 municipios matanceros, el de Perico vio pasar sus mejores años.

Como el resto de los cines de los 13 municipios matanceros, el de Perico vio pasar sus mejores años.


Pongamos ejemplos: en recorrido por la provincia se constató el pésimo estado arquitectónico del Cine de Limonar, muy similar al de Coliseo que tampoco escapa a esta realidad; mientras, el de Perico permanece clausurado por peligro de derrumbe y convertido en el hogar de cientos de murciélagos, y así la lista sería interminable.

Cuando se suma que en el 2015 el CPC no recibió equipo alguno del ICAIC nos vendría a la mente una de esas películas lúgubres del cine negro alemán.

En Matanzas solo brindan servicios cinco video-proyectores, ubicados en Unión de Reyes, Jovellanos, Pedro Betancourt, Colón y Agramonte. Mejor panorama muestran las 30 sala de video, pero no siempre se aprovechan todas sus potencialidades.

El tema tiene mucha tela por dónde cortar. Las autoridades del CPC no se han cruzado de brazos. Han tratado de revitalizar estas instituciones con actividades multipropósitos para insuflarle vida a los deprimidos cines, y así recaudar dinero para su posterior mantenimiento.

Es cierto que los factores objetivos afectó seriamente el séptimo arte en la Atenas de Cuba, pero a veces los factores subjetivos hacen más daño, como mostraremos en próximo reportajes.


Responses

  1. me interesa el tema porque me gusta mucho el cine… quisiera tener un club para ver películas y hablar sobre ellas… se lo propuse a un director de un preuniversitario pero se negó…

  2. disculpa, no lo dije todo… en villa clara es horrible este problema, teníamos seis salas de cine hoy no hay ni una sola!!!… ni una!!!…

    • quieres decir que el cine camilo cienfuegos ya no brinda funciones cinematográficas? cómo es eso? al parecer el mal se extiende por todo el país

      • hace mucho que no lo hace… santa clara no tiene un solo cine, los ha perdido todos y el camilo de lo que fue a lo que es ni hablar… dicen que pronto arrancará, pero sin aire acondicionado, lo que ha sido uno de sus talones de aquiles porque no es un espacio que pueda funcionar así… esta ciudad tuvo el camilo, liberación, villa clara, cubanacán, rotonda y una pequeña sala de proyección cerca del hospital, hoy nada de eso existe, solo una pequeña sala en el centro provincial de cine pero es muy pequeña… yo nunca entendí por qué cerraron la posibilidad de que la gente hiciera cines particulares, me parece absurdo… mi próxima intención es proponerle a la universidad hacer ese cine debate, vamos a ver qué me dicen…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: