Posteado por: arnaldomirabal | 28 enero, 2016

¡Al fin! ¡Habemus Sala White!

Foto: Yenli Lemus, periodista de ACN

Foto: Yenli Lemus, periodista de ACN


La ansiedad recorre toda la sala. Hay lleno total. Al final del salón varios asistentes permanecen de pie. Nadie quiso perderse la oportunidad de presenciar un suceso esperado durante más de 16 años: la reapertura de la Sala White.

La sala de conciertos matancera cuenta con un historial de más de 150 años vinculados a la música, sin embargon enfrentó un enmudecimiento involuntario tras una reparación que debió durar poco y se extendió hasta lo innombrable.

Pero al final se hizo la música, y los matanceros disfrutaron en la noche de este 28 de Enero, un exquisito programa cultural liderado por Frank Fernández como solista, bajo la conducción del Maestro Enrique Pérez Mesa y acompañado por la prestigiosa Orquesta Sinfónica de Matanzas.

En el rostro de los músicos, en su mayoría jóvenes, se observa la satisfacción. La sala era su local de ensayo. Al cerrar sus puertas los músicos vagaron por disímiles locales de la ciudad. Esta tambièn es su noche.

Todos se ponen de pie para reverenciar la entrada de los maestros. Suenan las cuerdas interpretando La Bella cubana de José White. Esta pieza se ha convertido en el himno de Matanzas, la suavidad con que el arco tañe las cuerdas del violín nos remite una y otra vez a la calma que brota de los ríos de la ciudad.

Tras culminar la pieza Frank Fernández se levanta y cierran la tapa al gran piano de cola que aguardó más de una década por este momento. Fue Cecilia, la directora del Teatro Sauto, otra institución deprimida por el silencio, quien resguardó con desmedido celo el instrumento.

El maestro Pérez Mesa alista a la orquesta y comienza los acordes de la obertura “Oberón” de Weber.

Un rato después regresa el pianista para deleitar a los presentes con el concierto para piano No. 23 en La Mayor, de Mozart.

Al escuchar la música del genio de Salzburgo uno cree que se trata de un niño jugueteando con un teclado por la alegría y desenvoltura con que emergen las notas, brotan como un alud. Esa es la magia de Wolfgang que hoy les obsequia Frank Fernández a los matanceros, tan ávidos de noches como estas.

En las paredes de la abarrotada sala cuelgan cuatro gigantes espejos, y desde ellos se ve la orquesta y el público como si de mundos paralelos se tratara.

Si artistas son los que deleitan a los presentes, artistas también han de ser quienes rescataron a la Sala White. Por eso el maestro Frank pide la palabra para agradecer al artesano Sergio Roque, artífice de semejante logro: devolver una hermosa sala de conciertos a los matanceros.

Y continúa la noche y la música, que llegó para quedarse al menos en este recinto. El maestro Frank interpreta un arreglo suyo de La comparsa de Lecuona. Los metales cobran protagonismo en esta nueva versión.

Causa admiración observar una orquesta sinfónica sobre el escenario como Dios manda. A un costado los violines, en el otro las violas, los contrabajos, más allá instrumentos casi desconocidos u olvidados: un fagot, una tuba…

Por suerte los yumurinos tendrán la oportunidad de reencontrarse con la música clásica, al disfrutar de un amplísimo programa de conciertos organizado por la renacida institución.

Los aplausos resuenan una vez más. Esta vez se extienden por varios minutos. El público permanece de pie, agradecido. Seguramente muchos pensarán que valió la espera, hasta pedirán en lo más hondo que este nuevo aire de renovación descienda de una vez y por todas a la comarca Yucayo, la que una vez llamaron La Atenas de Cuba por noches como estas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: