Cursilería bajo la lluvia (TRES) Junticos….

Una
Ya sabes, afuera llueve y adentro estoy triste. Pero no sabes que en este instante me fumo un cigarro. Debo dejarlo. Es cierto. Decisión postergada una y otra vez, pero al final será definitiva.

Vaya, si fumo ahora es por tu culpa, si estuvieras aquí no estaría fumando.

Yo, además de amarte a ti, me he enamorado de la forma en que te amaría.

Y en tardes tristes como estas, donde se silencia el barullo de los niños del barrio, y solo se siente la lluvia, te hablaría al oído, me acurrucaría a tu lado, y después de hacerte el amor y empacharnos de sexo, con mis manos callosas secaría tu sudor y tú mis lágrimas, luego te diría: “¡Ves que bien se siente estar
junticos en una tarde gris!”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s