Posteado por: arnaldomirabal | 27 abril, 2015

Amor dulce y enraizado

Noelia
Entre hierros y ruido transcurren los días de la veterana Noelia Baró Baró. Desde niña se sintió fascinada por esa mole de metal que se erigía a pocos metros de su casa en el batey René Fraga. Antes de nacer, como aquel cuento de Monterroso, ya el central estaba allí. A él ligó su vida hace ya varias décadas, y como esos amores intensos, a pesar del mal tiempo permanecen inamovibles.

Del ingenio colombino Noelia conoce cada palmo y más de un secreto. Rememora que desde siempre, cada inicio de zafra iba precedido de una gran fiesta en torno al centenario Jagüey que corona el centro del poblado. Ella se declara tenaz defensora de las tradiciones heredadas de sus ancestros.

A esta sexagenaria mujer curtida por el rudo trabajo, y risueña como niña, se le encontrará en las entrañas del central, donde laten sus pulsaciones, para muchos el corazón de la industria.

Con una espátula retira la cachaza que se impregna en el filtro. “Si no la retiras y cae en la revoltura del clarificador disminuye el PH y el azúcar pierde calidad”, comenta mientras acomete la faena.

Las difíciles condiciones de su puesto de trabajo no amilanan a esta obrera. Ni el vapor o el bagacillo le nublan la mirada risueña. Eso sí, las constantes vibraciones que produce el motor le provocan la extraña sensación de que el mundo vibra a su paso. “Muchas veces de regresi a casa siento como si bailara regguetón durante el trayecto”, confiesa con una sonora carcajada.

Sobre el positivo desempeño del René Fraga afirma que las cosas cambiaron para bien.

“Ha sido una zafra bastante buena. Mira, yo llevo aquí muchos años. En algunas zafras operé los dos equipos, el filtro y el clarificador, y no ganaba ni 500 pesos en una quincena, ¡imagínate! En cambio, ahora he ganado el doble haciendo un solo trabajo”.

Y mientras Noelia habla, comunica muchos más a través del brillo de sus ojos, como sucede con esas personas que atrapan la felicidad añorada, y que luchan sin descanso porque ese dulce sentimiento se enraíce definitivamente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: