Posteado por: arnaldomirabal | 25 marzo, 2015

Marco Rubio y Uribe son amiguitos

URIBE-RUBIO
Dime con quién andas y te diré quién eres reza un viejo refrán en Cuba. Y cuando se trata de la Extrema Derecha de Miami no nos queda dudas: los rancios politiqueros de aquella región oscura de nuestro hemisferio de han aliado siempre a lo peor de este continente.

Nunca han apoyado una causa justa. Incluso cuando el mundo aplaudía eufórico la excarcelación de Nelson Mandela, solo en Miami arremetieron con saña contra el Líder sudafricano.

De la voz de Illeana-Ros siempre hemos escuchados sus barruntos contra Cuba, y los luchadores progresistas de este continente, en cambio nunca disimuló su admiración hacia el dictador Pinochet. Ella, y toda la manada de senadores espurios que le acompañan, ansían un dictador como Stroessner para Cuba. No por gusto reinventan la historia de la isla mistificando al tirano Fulgencio Batista.

Por eso no me asombra que el más joven de esa fauna henchida de odio, Marco Rubio, Narco Rubio para algunos analistas, continúe los pasos de sus progenitores políticos.

Hoy diversos medios de prensa publican su extrañeza ante el estrecho vínculo entre el senador cubano-americano y el ex mandatario paramilitar Álvaro Uribe. ¿Y cuál es el asombro?

Cuando Pedro Carmona El Breve, cometió aquel papelazo de sentarse en la silla presidencial que le pertenecía a Chávez por decisión del pueblo soberano de Venezuela, los ponzoñosos del sur de la Florida batieron palmas.

Cuando Roberto Michelleti deshizo de un golpe la constitucionalidad en Honduras, Ileanita no se lo pensó dos veces para treparse a un avión y defender ante las cámaras la democracia represiva que proponía el neodictador latinoamericano, que de neo solo tenía los métodos de llegar al poder.

Así que Marco Rubio y Uribe sean compinches ya no asombra a nadie. Y mientras más corrupto y paramilitarista sea Uribe, mejor entenderemos esta relación.

Ningún político de la extrema derecha de Miami ha escapado nunca a escándalos de este tipo. Por ahí anda Bob Menéndez desgañitándose de tanto negar todas las acusaciones que pesan en su contra sobre tráfico de influencias.

En un extenso artículo el periodista y analista Jean-Guy Allard se adentra en los entresijos de los vínculos y marañas que unen a Uribe y Rubio, dos personeros de las mentiras constantes contra nuestros pueblos.

el periodista advierte sobre los viajes constantes de Miami a Bogotá, y de Bogotá a Miami; de los encuentros de Uribito y Marquito, que incluso han aparecido publicados en la prensa de ambos países.

No podemos pasar por alto que en torno a Marco Rubio también se cierne una retahíla de escándalos sobre narcotráfico, y de Uribe qué decir, con solo mencionar que como hoy es amiguito de Rubio, ayer lo fue de Pablo Escobar.

Esos mismos inescrupulosos son quienes desean subvertir el nuevo camino de América Latina, quienes embisten con encono el proceso venezolano. Ese estrechón de manos con que posan para la foto significa alianza para la muerte, el odio y la corrupción.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: