Posteado por: arnaldomirabal | 23 marzo, 2015

Venezuela: una víctima más de la mentira yanqui

venezuela-o-usa1
Como si fuéramos tontos, o feligreses obsesionados con la desmemoria, ahora los Estados Unidos pretenden hacernos creer que Venezuela representa una amenaza para ellos y que sus políticos son corruptos.

Si sus dirigentes lo fueran, serían amiguitos cercanos del gigante del Norte, y se la pasarían de recholata por las calle de Miami, a donde van a parar todos los políticos de este hemisferio una vez que desbalijan las arcas del Estado.

Ahí está el caso de Francisco Flores, el ex mandatario salvadoreño que en la X Cumbre Iberoamericana celebrada en Panamá sostuvo un altercado con el compañero Fidel, en el cual el primero salió muy mal parado, porque demostró que desconocía hasta la propia historia de su país.

En ese tiempo se granjeó el afecto de la Mafia Miamense y de la Extrema Derecha norteamerica. Pero el tiempo, ¡ay el tiempo!, siempre pone todo en su lugar. Hoy Fracisquito Flores se las tendrá que ver con la justicia salvadoreña, después de darse a la fuga, por un sonado caso de corrupción. Sin embargo Estados Unidos apenas se pronunció sobre el tema. El Nuevo Herald tampoco.

Con Martinelli, otro corrupto centroamericano sucedió algo similar. El mismo que posó una y otra vez, montando un show mediático junto a un barco norcoreano que transportaba armamento cubano descontinuado, también es perseguido por la justicia de su país.

Muchos analistas catalogan a su gestión presidencial como de las más corruptas en la historia de Panamá. La Corte Suprema de Justicia istmeña decidió abrir una investigación sobre un grupo de obras públicas que aprobó bajo su mandato de forma fraudulenta.

El caso Martinelli guarda mucha relación con Flores: ambos son amiguitos cercanos de USA; sus rapacería ha sido silenciadas por los grandes medios, y el Departamento de Estado norteamericano nunca ha dicho ni “pío” sobre el caso.

Sin embargo los yanquis prefieren arremeter contra Venezuela, y acusar a su gobierno de todos los males posibles. Pero los pueblos conocen y no olvidan. Si a los norteamericanos les interesara la transparencia, tendrían que sancionarse a ellos mismos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: