Posteado por: arnaldomirabal | 22 marzo, 2015

¡Tiñosa!

1
Cuando le conté a una amiga que escribiría sobre las Auras tiñosas me miró con asombro, y aseguró convencida que nadie leería sobre ese tema. De antemano sabía que esas aves causan repulsión en muchas personas por su afición a la podredumbre, ya que se alimentan de animales en descomposición.

Pero fue mi amigo Alberto Lajes quien me motivó a escribir sobre ellas. Me contó que al llegar a Canadá le sorprendió mucho toparse con auras similares a las de Cuba. Con las mismas características morfológicas: cabeza roja sin plumas, el pico blanco y el plumaje entre marrón y negro.

Incluso me confesó que casi se destornilla de la risa cuando un canadiense pronunció el nombre con cierta circunspección: Urubu à tête rouge, cuya traducción literal sería algo así como Buitre de cabeza roja.

“Compadre, en Cuba le llamamos tiñosa, y donde quiera se les ve comiendo inmundicia”, le respondió él burlonamente.

Buitre de Turquía

En La mayor isla del Caribe estas aves se avistan en el cielo durante todo el día, a gran altura, planeando con sus alas que llegan a alcanzar hasta dos metros de envergadura.

2
Los conductores de vehículos les temen, porque cualquier animal atropellado y en descomposición a orillas de la carretera reúne a un gran número de auras, y por su tamaño pueden hacer añicos el parabrisas de un auto.

Según refieren varios ornitólogos su presencia en las Antillas data del siglo XIV, tras el Descubrimiento. En la actualidad habita a lo largo de todo el continente Americano.

En Cuba se le llama Aura Tiñosa, y en otras regiones le nombran Aura Cabecirroja, Jote de Cabeza Colorada, Oripopo, Zamuro, Guala, Zopilote, aunque su verdadero nombre es Buitre de Turquía.

Tiñosa

Son tan comunes, que pocos reparan en ellas cuando revolotean cerca de alguna presa putrefacta. Estas carroñeras incluso ingresaron al imaginario popular y hasta en la charada cubana, una forma de lotería a partir de una tabla enumerada que la gente relacionaba con los sueños, o cualquier otro suceso de sus vidas. El número 33 le correspondía a la tiñosa.

En los campos cubanos, los guajiros aseguran que cuando se observan muchas auras volando en círculo habrá mal tiempo. Otros por su parte, evitan caminar cerca del árbol de la Yagruma, su hábitat predilecto, porque si te vomitan quedarás calvo.
3
Más de uno habrá pensado que su afición por tomar el sol con las alas en cruz, guarda relación con algo místico u oscuro, pero con esa postura solo tratan de eliminar los parásitos en sus plumas.

El mito del Aura blanca

Si bien su verdadero nombre, Buitre de Turquía, le brinda un toque exótico, para muchos seguirá siendo un ave carroñera y repulsiva.

Sin embargo para los cubanos las tiñosas también tiene su propio mito de amor y compasión. En esta misma ciudad, en una de las salas del Museo Provincial Palacio de Junco, se conserva embalsamada un Aura Blanca que causó fascinación en el Camagüey del siglo XIX.

Refiere la leyenda que este ejemplar albino sobrevoló un hospital de aquella ciudad en mayo de 1860. Los agramontinos alimentaron la creencia de que se trataba del fallecido franciscano José de la Cruz Espí, conocido como el Padre Valencia.
4
El religioso gozaba del amor del pueblo, por su desvelo hacia los enfermos, por lo cual se relacionó su partida con la aparición de esta peculiar ave.

La poetisa Gertrudis Gómez de Avellanada alimentó la leyenda al escribir un texto sobre aquel suceso.

Ojalá este texto contribuya a mirar diferente a estas sempiternas del hedor y la muerte, pero sería demasiada pretensión. No obstante resultaría invivible una ciudad sin ellas, porque sin proponérselo contribuyen a combatir las epidemias cada vez que realizan un festín en torno a la carroña. Así que bienvenidas las tiñosas.


Responses

  1. Ya leí, macho. Te faltó na ma poner que el pitirre le coge la baja a las auras y las llena de picotazos, aun siendo grandotas así. Un abrazo. Voy a jugarle a este # y si algo te mando una tierrita por guestern union.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: