Posteado por: arnaldomirabal | 25 agosto, 2014

¿Quién me cambió el apellido?

995610_665235826904228_5501694727222286880_n

Sé que me llamo Arnaldo porque así me saludan mis allegados. Con ese nombre firmo mis trabajos periodísticos. Aunque también pudiera llamarme Arnaldito, porque desde que tengo uso de razón así me llama mi mamá, y por ese diminutivo me llamará siempre, aunque sea un viejito achacoso.

Si viviera en otra época, me nombraría Arnaldo de Matanzas, porque la región de donde uno provenía cobraba prominencia en los patronímicos, como también el nombre del padre, cuando el patriarcado cobró fuerza y nos adentramos en el machismo ancestral.

Creo, sin ser ingrato, que cuando nacemos nos deberían prestar un nombre, para después decidir por nosotros mismos el nombre que nos acompañará por siempre. Porque si bien los padres nos brindan la vida, a veces se les va la mano con los que escogen, unos por capricho, otros porque es la moda que corre.

Recuerdo la dichosa Generación Y. En mi aula varios de los nombres de mis compañeritas empezaban con esa letra del abecedario: Yenisleidis, Yanet, Yordanka, y un etcétera tan largo como injusticias hay en el mundo. Pienso en Palestina.

Pero volvamos a los nombres, eso que nos distingue o nos condena. Lo peor de los apelativos con que nos reciben nuestros padres, no recaerá en la palabra misma.

Puede suceder que una niña de cinco años decida cambiarse el nombre porque le gusta más el de una protagonista de un filme, o el de una amiguita de la escuela; o que te pongas en el lugar de tu amigo Jan, quien durante años debió corregir a todas las maestras que pronunciaban mal su nombre francés. “Es Yan, se escribe con J pero se pronuncia con Y”.

Pero a larga uno tropezará con males mayores. ¡Los trámites! En eso deberían pensar los padres, porque quizás con la alegría del alumbramiento, no repararán cuánto deberán sufrir los hijos en el futuro por el antojo de un nombre enrevesado.

Por un error en una letra deberá sufrir un calvario, un vía crucis, para ser más exacto. Imagínese caro lector, que después de afrontar cualquier trámite, por simple que sea, debas empezar todo de nuevo porque alguien escribió mal su nombre o apellidos.

Si de antemano cualquier diligencia resulta engorrosa, sumémosle la triste realidad de que para algunos funcionarios, quien se halle envuelto en un trámite deja de ser humano, para convertirse en un papel. La adusta mirada del empoderado siempre se dirigirá a la hoja, acompañada de la frase: “su nombre está escrito mal, vuelva otro día”.

Vaya, que a veces creo que si Hércules se ve envuelto en un trámite en Cuba, nunca ingresa al Olimpo, más bien al hospital. Pero lo peor que le pudiera suceder a Hércules, es que a la hora de cambiar su carnet de identidad, alguien olvide colocarle la tilde en la primera sílaba. Como me pasó a mí, cuando olvidaron colocar la tilde en Hernández, algo que me ha creado una especie de crisis de identidad, y hasta nerviosa, porque en todos mis documentos oficiales aparece con tilde, pero desde hace un tiempo para acá, en cualquier trámite que realizo mi apellido debe aparecer sin tilde…como en el carnet, que está mal escrito.

Y lo peor sucede cuando paso cerca de la oficina de identidad y escucho hablar a las numerosas personas de la cola sobre los avatares de la automatización que lejos de aliviar, entorpece el proceso, que si ahora se hacen muchos más trámites que antes, como el pasaporte, que sin son pocas las compañeras que trabajan, que para colmo olvidan elementales reglas de acentuación.

Yo por lo pronto le seguiré colocando una tilde a mi último apellido al menos en el periódico, porque humano al fin puedo tropezar con la misma piedra, no así con el mismo maltrato. Esperaré que cambien las cosas al menos en el Carnet de Identidad.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: