Posteado por: arnaldomirabal | 21 mayo, 2014

Ignacio Noda: Ganadero de renombre (+ fotos)

 

Ignacio Noda asegura el cultivo de forraje es imprescindible para el ganado

Ignacio Noda asegura el cultivo de forraje es imprescindible para el ganado

Hace aproximadamente 12 años que Ignacio decidió regresar a la finca que durante años atendió su padre. Tras el fallecimiento de su progenitor, el hijo quiso echar rodilla en tierra para dignificar su memoria. Pero el reto era inmenso en una posesión donde señoreaba la manigua y el monte, y un bajareque apenas se sostenía en pie. “Tengo que criar ganado, solo así esto prosperará”, se dijo con resolución.

Sabía de antemano que la ganadería era un trabajo duro, sin descanso, labor de noche y día, toda la semana. Pero para los caminos más largos resulta esencial el primer paso, e Ignacio tenía mucha fe en sí mismo. El tiempo pasó, y hoy el campesino destaca entre los más prestigiosos de la provincia.

 CON EL GANADO SIEMPRE SE GANA

Ignacio Noda habla con conocimiento de viejo ganadero. Sus palabras siempre van reforzadas por los hechos. Obtiene 8 litros por vaca, entregando a la industria poco más de 400 diarios. En el 2013 acopió 150 mil l, y este año espera crecer.

“El ganado lo que lleva es comida, le muelo caña, kingrass morado, hollejo de naranja, y en el central Jesús Rabí me entregaron miel proteica. La vaca es una industria, pero nunca debe faltarle el sustento. No solo te brinda leche, incrementas el rebaño con añojos o terneras”, comenta mientras recorre el sitio.

Los animales prefieren el Kingraas morado por su dulzor

Los animales prefieren el Kingraas morado por su dulzor

“Tengo 20 cuartones, así mantengo a los animales en un área más pequeña, consumen más alimento porque se desplazan menos. Eficiente sistema para controlar la calidad del pasto, siempre tienes comida. Riego los cuartones, y la hierba se mantiene en buen estado, cada cinco o seis meses hay que limpiarlo y no permitir que asome ni una matica de marabú”, expresa.

Para él, el cultivo del forraje es vital. “Siembro suficiente, cuatro hectáreas entre caña y kingras morado. Si la sequía te sorprende sin forraje la pasarás mal, las muertes por desnutrición son evitables, pero hay que trabajar mucho”.

Prefiere el kingras morado que luego muele en una máquina saccharina. “Les encanta a los animales, no solo al vacuno, a los cerdos también. Lo digieren con mucha facilidad. Por su dulzor es devorado con gusto”.

“Las reses necesitan mucho cuidado, pero reitero, lo fundamental es la comida, los rumiantes ingieren a toda hora, solo así lograrás un buen rendimiento de leche. Si los acuartonas y les falta forraje, solo tendrás pérdida.”

A manera de ejemplo, cuando en el mes de marzo la sequía asoló los potreros, en la finca San José entregaron a la industria 11 mil 527 litros, 400 diarios. Ahora, tras las incesantes lluvias de mayo incrementarán la producción. “Ya comenzó a llover y los animales se reponen”, expresa.

Noda destina todo el líquido a la industria, y según asegura no presenta problemas con los parámetros de calidad. Sus envíos están dirigidos al Ecil de Colón, y nunca lo penalizan gracias a las buenas prácticas de ordeño.

Sin dudas, el termo de frío que le entregaron hace cinco años también es una garantía. “Gracias a este equipo refrigerado, la superioridad del producto es mayor, no presenta acidez. El golpe de frío favorece sobremanera”, acota.

“Estoy tratando de mejorar genéticamente de su rebaño. “Estoy tratando de mejorar genéticamente el ganado. Próximamente incorporaré al ordeño varias novillas de raza lechera que compré en la Genética de Matanzas, lo cual aumentará el rendimiento.”

Pero una conversación no siempre refleja la rudeza de una faena. “Es difícil el trabajo en el campo, tienes que estar el día entero aquí, al tanto de todo. Madrugas, cae la noche, y sigues faja’o. Hacemos doble ordeño, empezamos  a las tres de la mañana, y luego realizamos otro a las tres de la tarde. Cuando se pone el sol pastoreamos. Nos pasamos todo el día junto a los animales”, expresa.

VACA, CERDOS, CARNEROS, JUTÍAS, GAVILÁN…

Ignacio es un productor integral. En el 2013 entregó 150 toros al matadero, de aproximadamente 400 y 500 kilogramos de peso. Hablamos de casi 68 mil toneladas de carne en un año. Pero su deseo es incrementar la cría y diversificarla.

Al desandar sus predios se observan guanajos, gallinas, caballos, chivos. Un poco más allá, en un terreno fangoso, una veintena de cerdas próximas a parir mitigan el calor despreocupadas, según él, de esta forma cuentan con más espacio al dar a luz, aumentando la supervivencia de las crías.

Sembró Moringa, porque “descubrió” que este arbusto revitaliza a los cerdos enfermos. “Cuando alguno está matungo los separo del resto y comienzo a suminístrale este forraje, al cabo del mes el cambio es tremendo”.

Ahora el personaje del momento es un hermoso ejemplar de carnero de la raza Suffolk, un poco soquete y bravo que gusta cornear a las personas, pero robusto y de gran altivez, lo que sin dudas regenerará el rebaño ovino.

El semental de la raza Suffolk regenerará el rebaño de ovinos

El semental de la raza Suffolk regenerará el rebaño de ovinos

Pero en esta finca, cuando crees que los has visto todo, te encuentras con la mirada penetrante de un gavilán, o con el gracioso Pepe, jutía que alimentaron con biberón, y ahora tiene un harén de hembras para él. Aseguran que es muy dócil pero cuando sus acompañantes entran en celo se vuelve belicoso.

Ignacio Noda no descansa. Dentro de poco sumará una nueva línea de producción con aves de corral. Por suerte para él, cuenta con el apoyo incondicional de su madre María y su esposa Mirta, haciendo valedero aquella sentencia martiana de que son sonrisa de mujer no hay gloria completa de hombre.

Cuenta la mamá que fue un niño laborioso, siempre junto al padre. Cuando aún no levantaba una cuarta del piso, enyugaba los bueyes y montaba en la carreta. El gusto al campo le viene de pequeño.

Y siempre la sencillez aflora. Para el productor Noda su obra no es algo rimbombante, simplemente “criar es bonito, en el atardecer me siento y observo los animales, lo cual me relaja mucho después de un día tan ajetreado”. “Eso le nace del corazón”, dijo la esposa, a lo que él agregó “es alimento que necesita el país”. Por suerte, hay hombres que llevan en sí el decoro de muchos hombres.

4 [640x480]

 

9 [640x480]

 

13 [640x480]

 

20 [640x480]

 

 

17 [640x480]


Responses

  1. Me da alegría ver a Ignacio por aquí, en Internet. Ese hombre fue mi suegro por algún tiempo y la verdad es que su finca está genial. Un lugar especial donde se respiran aires de un buen campo, como los que no hay ya…

  2. Arnaldo, yo he visitado la finca varias veces y realmente es impresionante todo lo que ha logrado Ignacio. Me gustó mucho tu trabajo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: