Posteado por: arnaldomirabal | 22 abril, 2014

Díaz-Canel exigió aclarar incidentes en el Estadio Sandino

miguel_diaz_canel

Porque la verdad siempre se abre paso, aunque a veces haya que desbrozarle el trillo pa’ que avance.

El hijo de Caridad

Cuando el pasado 16 de abril pasado, el sitio digital Cubaperiodista publicó una carta enviada al presidente de la Unión de Periodistas de Cuba, donde se le exigía una retractación al director del equipo de béisbol de Matanzas, Víctor Mesa, me pareció una actitud infeliz que se le diera prominencia a algo insustancial, mientras el silencio, o secretismo, se asentaba sobre los tristes sucesos ocurridos en el estadio Sandino, de Villa Clara, que involucraron a un fotorreportero y a la afición yumurina, quienes, según las primeras versiones, resultaron víctimas de la violencia policial, por causas aún no aclaradas.

A raíz del trabajo aparecido en el órgano oficial de los periodistas cubanos, y reproducido por varios medios digitales, publiqué en mi blog un post titulado Retractémonos todos, donde solicitaba un pronunciamiento sobre la agresión sufrida por Ramón Pacheco, fotógrafo del semanario Girón, y el necesario esclarecimiento de aquel 30 de marzo.

Grande fue mi sorpresa al conocer las palabras de Juvenal Balán, llegadas a mi blog, quien me hizo conocer mi error, porque el silencio no era absoluto. El 7 de abril el prestigioso fotógrafo publicó un post en su blog Elojoqueteve-juvenal.blogspot.com,  bajo el certero título El silencio, la peor opinión, donde recoge el testimonio de un villaclareño apenado por lo acaecido en su ciudad. En el post El silencio… se reconoce el maltrato que sufrió Pacheco, y se exige una explicación.

En ese propio comentario supe además sobre el pronunciamiento del miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, quien en una reseña publicada en el sitio digital Cubaperiodista, el día 14 de abril, reconocía públicamente “…el lamentable incidente en que un fotógrafo del periódico Girón resultó golpeado, y orientó a aclararlo totalmente”.

Desde mi humilde opinión, y dada la gravedad del  asunto, no se le confirió la necesaria prominencia  a las declaraciones del alto dirigente cubano, si partimos del hecho de que en una reseña de 17 párrafos, le dedican medio, apenas 38 palabras a los acontecimientos en cuestión. Pero del lobo un pelo, era suficiente para al menos aplacar las pasiones y poner de manifiesto que la intención no era silenciar el acontecimiento, más bien investigarlo.

Pero esa reseña del encuentro entre Díaz-Canel y la dirigencia de la UPEC sufrió de ese extraño mal que se propaga y afecta a estos importantes encuentros: la poca divulgación.

A mí en lo particular me reconfortaron sus palabras. Patentizaban que no me había equivocado, sino los otros que arremetieron contra mí. Pero no se trata ahora de un juego de niño mostrando destreza con el trompo. El meollo de la cuestión siempre fue ir en busca de la verdad, allí donde se ocultaba y dolía.

Mientras era cuestionado, incluso en sitios como www.cubahora.cu, decidí entrevistar a algunos matanceros que hubieran visitado el estadio Sandino aquel domingo, para conocer su versión. No tenía pretensiones de publicar nada, solo quería saber qué había sucedido.

LOS HECHOS SEGÚN UNA PARTE DE LOS TESTIMONIANTES

El miércoles 2 de abril, en horas de la tarde, un matrimonio llega a la recepción del semanario Girón para denunciar un maltrato policial. Adel Ortega Echeverría y  Yenisleidis Delgado Ortega, matrimonio con más de 8 años de casados, decidieron asistir a la semifinal entre Villa Clara y Matanzas, que se disputaba en la central provincia.

Matrimonio de científicos matanceros, que asistieron al Estadio Sandino el domingo 30 de marzo, y brindaron sus testimonios sobre los hechos.

Matrimonio de científicos matanceros, que asistieron al Estadio Sandino el domingo 30 de marzo, y brindaron sus testimonios sobre los hechos.

El joven se desempeña como técnico B en Gestión de la calidad en la Universidad Camilo Cienfuegos de Matanzas, donde culminará su Doctorado Curricular en Ciencias Técnicas en Emisión Ambiental. Su esposa, futura máster,  trabaja en la Empresa del Petróleo de Cárdenas. Ambos son Ingenieros químicos.

Ellos me contaron con lujos de detalles lo que aconteció ese día, desde su perspectiva. Conservo las entrevistas de ambos, y en honor a la verdad no deseo publicar su dolor e indignación. Sí sufrieron la violencia desmedida de las fuerzas del orden, cuando él sostenía una cámara de video e intentaba filmar a su familia. ¿Las causas? Aún hoy ellos mismo no se explican qué pudo desencadenar tanta brutalidad.

Días después alguien me sugirió que visitara Jagüey Grande. Allí existen varias Peñas Deportivas que siempre acompañan al equipo de béisbol a las diferentes provincias. Ellos tendrían una versión de primera mano de los acontecimientos.

Una vez en el sureño municipio indagué con un joven que hallé en plena vía, y resultó uno de los integrantes de la Peña. Se nombraba Yuniel Guillén, de 35 años y me aseguró que él estuvo en el Sandino ese domigo. Me dio su opinión de lo ocurrido. Mientras hablábamos, pasó por allí Lázaro Delgado, presidente de la Peña Deportiva de Jagüey Grande a quien Yuniel llama y nos presenta.

Lázaro Delgado, presidente de la Peña Deportiva  Los Cocodrilos de Jagüey , quien narró lo sucedido aquel día

Lázaro Delgado, presidente de la Peña Deportiva Los Cocodrilos de Jagüey, quien narró lo sucedido aquel día

Una vez en el interior del hogar de Lázaro, conversamos, y me cuenta lo que a su entender sucedió; minutos después conozco a Eslaine Roque Hernández, de 31 años, quien también desea denunciar el hecho.

Más tarde, en la propia sala de Lázaro llega Omar Bermúdez Rodríguez, también integrante de la peña, quien narra lo que presenció ese día en el parque beisbolero.

Todos los entrevistaron asistieron el domingo 30 de marzo al estadio Sandino para apoyar a su equipo. Las historias relatadas por ellos coincidieron con las primeras versiones publicadas en mi blog. Todos presenciaron la agresión a Ramón Pacheco, y reconocieron el uso desmedido de la fuerza policial contra la afición yumurina.

Sobre las causas del entuerto versan diversas opiniones. Según ellos, desde el arribo notaron el mal talante de los policías. Y yo me pregunto: ¿qué desencadenó ese suceso? ¿La satanización del equipo de Matanzas por parte de la prensa? ¿La victimización del Villa Clara por decisiones que afectaron a su equipo?

Con lágrimas en los ojos Elaine narra lo que presenció ese domingo en Villa Clara

Con lágrimas en los ojos Elaine narra lo que presenció ese domingo en Villa Clara

El hecho sucedió. Y mi intención solo fue esclarecerlo para que nunca más ocurra algo semejante.  Yo estudié en Santa Clara y siempre profesaré un amor inmenso por esa, mi segunda ciudad.

Y ahora  que se conoce que los sensacionalistas, los triviales, los poco serios fueron los que guardaron silencio, no me siento feliz, todo lo contrario, me sigue invadiendo la desazón, no solo por el acontecimiento, por la forma desacertada en la que se manejó. Aquí solo muestro una parte de la verdad: confirmaron la agresión, la envestida por parte de las fuerzas del orden contra los que tenían celulares,  e intentaban registrar el atropello; otros, como el matrimonio Adel y Yenisleidis, cometieron el error de portar una cámara de video en el lugar y momento equivocado. A él lo desmayaron de la golpiza propinada.

Los entrevistados aseguran que no ingirieron bebidas alcohólicas, y todos trabajan y militan en organizaciones políticas y de masas. Salieron un domingo para relajar, y ahora llevan consigo graves  secuelas psicológicas. Ninguno mencionó una bronca entre los propios integrantes de la afición matancera, todos coinciden que desde el inicio se trató entre las fuerzas del orden, Boinas Negras, para ser más específico, y los parciales de Matanzas.   ¿Las verdaderas causas? Están por conocer, pero más pronto que tarde saldrá a la luz, aunque algunos prefieran retrasar la verdad con versiones falsas.

Con pesar, el oficial retirado del MININT, cuestiona lo ocurrido aquel gris domingo

Con pesar, el oficial retirado del MININT, cuestiona lo ocurrido aquel gris domingo

 

En este edificio radica la peña Deportiva que dirige Lázaro

En este edificio radica la peña Deportiva que dirige Lázaro

 

 

 

 

 

 

 

 


Responses

  1. […] Tomado del Blog Revolución […]

  2. yo te di una versión del hecho porque mi papá estaba cerca cuando pasó todo… puedo darte otros elementos que no te di en ese momento para no hacer más largo el correo que al final no sé si te llegó porque no recibí tu confirmación -tengo problemas con mi email-… si no llegó, te lo reenvío…

    yo no sé en otros estadios de cuba, pero en el sandino desde hace dos o tres temporadas hay una altísima presencia de boinas negras y policías… no te hablo de juegos de la final de esta o pasadas temporadas, te hablo de juegos normalitos y cedaditos de temporada regular… he llegado a contar unos 60 el el pasillo de abajo de cada ala, pero aparte de eso, se colocan dos uniformados más de verde entre cada intercolumnio y muchos que van al sandino te podrán confirmar eso: dos entre cada intercolumnio…

    yo me siento al final de la grada y pongo mi espalda contra el muro final, eso lo hago porque los que venden chucherías pasan por el medio de la grada y me molestan, así que desde hace unos años veo la pelota desde lo último de la banda de primera base… entre inining me pongo de pie, me estiro porque las gradas son de hormigón, no tienen sillas, y me paro en ese muro final…

    pues la última vez que fui uno de esos uniformados de intercolumna me dijo que no podía estar de pie allí… los que ponen allá arriba son los jovencitos que estudian para policía o no sé, porque me confunde su uniforme que es verde pero algunos usan un chaleco azul oscuro que en letras blancas dice en la espalda -policía-… le expliqué que yo sabía que eso era una orden que le habían dado pero eso era una estupidez y una arbitrariedad, que yo estoy en una grada y puedo ponerme de pie si quiero, que nadie me lo puede prohibir y no puedo ser requerido por ningún agente de orden si en un lugar público como ese mi comportamiento no es inadecuado…

    a qué me refiero con esto?… a que los boinas negras se exceden en su presencia y comportamiento en el estadio en temporada normal y ese día no fue sino una demostración de hasta donde ha llegado su impunidad en ese lugar al que van como si fuese un circo romano a ver a quién le pueden dar golpes… así me siento cuando voy, realmente siento un exceso de fuerza policial que además mira constantemente con mala cara hacia el público en franca demostración de poder y arrogancia…

    antes no era así, no sé por qué cambió eso… siempre hubo boinas negras en el estadio, pero nunca como hace dos o tres temporadas en que uno se siente cercado por encima y por debajo… el publico está acordonado en la grada constantemente… no sé si es una orientación del gobierno provincial, o del inder, o es una atribución del ministerio del interior, pero han convertido el sandino en un lugar desagradable para ir con arbitrariedades como esa que te contaba, por ejemplo, de no permitir que la gente se ponga de pie en la última grada porque por ahí tienen que correr ellos si hay una problema en el público -esa fue la razón que me dieron de esa arbitraria y estúpida orden-…

    ellos cumplen con otras cosas que sí veo bien y de las que he sido testigo, por ejemplo en la puerta no dejan pasar bebidas alcohólicas en botellas de cristal y si cogen a alguien en la grada con una botella de ron de cristal, lo sacan o le quitan la botella hasta que se acabe el juego… si el aficionado se las agencia -como he visto- para pasar el ron de la botella de cristal para un pomo plástico, no tiene que salir del estadio ni entregar el ron… eso yo lo veo bien, pero para eso no hace falta la excesiva presencia policial que, repito, no es solo de finales sino de cualquier juego tonto… debido al cambio de horario esta temporada el estadio se llena más lento, yo siempre llego antes del inicio, varias veces presencié más policía que civiles dentro del estadio y no estoy exagerando…

    por supuesto que cualquier exceso de la fuerza policial tiene que ser investigado, cuestionado, sancionado y publicitado… no solo hacia un periodista, hacia cualquier ciudadano que normalmente esté en un lugar público y pueda demostrar que fue agredido injustificadamente por la policía y es cierto que hubo un silencio total y absoluto cobre esto porque lo que sale en internet, en los blogs, la gente no lo sabe, no lo conoce porque el 99 % de la población cubana no tiene acceso a internet de manera diaria ni frecuente…

    esto es un caso complejo donde cogió lo peor la afición de matanzas que ninguna culpa tiene de nada de lo que ha sucedido y si la tuvo entonces que también se pruebe y también se diga… está muy claro que algo pasó en el sandino y levanto las dos manos porque los culpables sean sancionados pero además de modo público se sepa y se explique lo que pasó en la prensa plana para que cosas así no queden impunes… espero que los que sufrieron lesiones psicológicas y/o físicas la emprendan legalmente y que reciban todo el apoyo del gobierno… porque ahora puede ser o puede estar pasando que ya tengan gente detrás de ellos convenciéndolos de que no lo hagan porque eso es un problema, porque qué imagen se proyecta ante el mundo, porque esos son elementos para el enemigo, etc, etc, etc… un abrazo y disculpa el largo del comentario…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: