Posteado por: arnaldomirabal | 2 abril, 2014

Un humilde trimillonario

PICT0067

La noche se cierne en el cañaveral, a lo lejos el viento bate las hojas…así bien podría empezar este trabajo. Pero para estar más a tono con los tiempos beisbolero que se viven en Matanzas, prefiero decir que Ricardo, desde la cabina de su combinada, en pleno cañaveral, escucha un juego de pelota.

Su equipo, los Cocodrilos de Víctor Mesa, llevan ventaja sobre las Naranjas de Moré, selección también conocida como los azucareros de Villa Clara, azucareros como Ricardo, con la gran diferencia que el veterano de casi 50 años, engrosó la lista de los Trimillonarios al derribar esa cantidad de toneladas desde el timón de su equipo.

Con 24 años Ricardo Rodríguez Navarro debutó en su primera zafra. En un inicio se desempeñó como mecánico, y después como operador de combinada. Recuerda su vieja Toff, pero nada se compara con las Case brasileñas.

Desde que arribaron a los cañaverales del Rabí por allá por el 2009, entró en contacto con estos equipos, y la relación se ha estrechado de tal manera que no se imagina manejando otra cosa.

Su pelotón, compuesto por seis combinadas modernas de tecnología brasileña, promedia 4 millones de toneladas por equipo.

Ricardo, arabense de nacimiento, conoció a su esposa en Calimete, decidió anclar en ese municipio, y allí constituyó su familia compuesta por dos hijos.

En este mes cumplirá 26 años vinculado a la zafra azucarera, y el rostro se le ilumina en la noche al hablar de su potente combinada.

“Es muy dócil, fácil de manipular, de gran envergadura. Y qué decir de su productividad. Ya ni recuerdo la sensación de la pajilla en el rostro, ni el fuerte calor, porque cuentan con cabina climatizada. En una campaña, distribuidas en dos turnos de 24 horas, puedes derribar 10 millones de arrobas de caña”.

No hay escenario más hermoso que observar las modernas combinadas cosechando la gramínea en la oscuridad. Si Jorge Lucas se diera un saltico por Calimete, no tendría que pensar mucho para ambientar una nueva saga de la Guerra de las Galaxias. Parecen naves espaciales, que con gran apetito devoran las cañas.

“Ella está equipada con bombillos halógenos, y por la calidad de su iluminación tal parece que es de día”.

Ricardo confiesa que prefiere trabajar en la noche, porque la máquina trabaja mucho más fresca, y todos los parámetros de la planta se mantienen estables.

“Por el día el sol ataca fuerte, y la combinada se calienta mucho. Yo en lo particular produzco más en este horario.

El sacrificio se ve recompensado en estas casi 150 jornadas. En la presente zafra ha obtenido quincenas de 5 mil pesos, y es que el trabajo que antes hacían 24 combinadas, con el consiguiente gasto de salario, ahora recae en seis equipos y un número inferior de trabajadores. ¡Aquí sí se puede hablar de más con menos!

Pero ganar tanto no es cosa de coser y cantar. Los turnos de 12 horas fatigan a cualquiera, pero cuando termina la zafra, es como si a Ricardo le faltara algo, un hombre incompleto. Y eso que el amor de su esposa le llena, pero las personas adaptadas a trabajar, llegan a extrañar el sacrificio, y por qué no, el alto salario.

El no puede vivir sin la zafra, sin su Case. Y al parecer, el amor se lo inculcó a su hijo más chiquito, quien se desempaña como mecánico en su propio pelotón. Quién sabe si en un futuro su retoño se embulle y releve al padre.

Y de tanto que hablemos, prefirió no conversar de la proeza que le convirtió en Trimillonario, le entusiasmó más la pelota y el buen desempeño de los Cocodrilos, para hacer evidente su humildad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: