Posteado por: arnaldomirabal | 12 enero, 2014

Soy un soñador, y no me despierten

yo

A veces me pregunto qué me ata a esta Isla. ¿Mi madre? ¿Mi patria? ¿Ambas? Que al final para mí son una misma cosa. Como en la película de Fernando Pérez, La vida es silbar, yo bien pudiera ser Elpidio buscando respuestas, preguntando una y otra vez: “¿Qué hago madre?  ¡Háblame Patria!”.

Y entonces, como siempre, busco el mar. Y le hablo de la vida, a él, que sabe tanto de muertes. Y redescubro sus estados de ánimos, porque le conozco desde niño. Hoy está agitado, quizás molesto, con una tonalidad verde opaca, y las olas rompen con fuerza en la costa, que ha cedido  con los años a tanta violencia desmesurada.

Si las rocas ceden, que dejaremos para los hombres, tan vulnerables a las olas y al tiempo.

Pienso también en Sergio, aquel famoso personaje del cine cubano, y como él, escudriño la ciudad desde lejos. Se va apagando el día y la urbe se enciende. Logro ver las primeras luces desde la distancia, recostado a un pino, muy cerca del arrebato de las olas, que me salpican.

¿Qué me ata a esta Isla?, me pregunto nuevamente. ¿La ciudad? Pudiera ser. Creo que nunca conseguiría desprenderme de esta bahía. ¿Una idea? También puede ser esa idea arraigada en mí, de alcanzar el paraíso en la tierra, donde todos trabajen por el bien de todos. Aunque a veces creo que para alcanzarla me la están pisoteando, desbaratando mis creencias.

Es entonces cuando prefiero quedar quieto, en un rincón de mi bahía, con más preguntas que respuestas, pero honrado. Aunque a veces crea, o tenga la seguridad, que en conservar la honradez se nos va la vida,  y no siempre se premia.

Bahía de Matanzas

Pero prefiero aliarme con la sinceridad y la transparencia, para que siempre me acompañe, y aunque la hipocresía a veces también pretende tomarme de la mano, y sentarse a mi lado, siempre intentaré mantenerla a raya y distante.

Esta tarde quisiera-porque a veces también se me ocurren ideas tontas-tener el poder de producir cosquillas desde la distancia. Para contagiar a todos los habitantes taciturnos y sin esperanzas de mi ciudad, con una carcajada general, para así reírnos de las carencias, de los altos precios y los bajos salarios, de las mentiras y la poca de transparencia.

Después quisiera provocar el llanto general, por las carencias, los altos precios y los bajos salarios, las mentiras y la poca de transparencia.

Y más tarde, como ablución que nos purifique de los malos sentimientos, traer el consuelo, con la osadía que bajó de la Sierra Maestra, para que nadie desbarate nuestros sueños, para impedir que unos trasnochados nos despierten.

Ya se por qué estoy en Cuba y qué me ata a mi isla: ¡Aún sueño! Y mi sueño trata de un país mejor, donde la gente ríe, llora se consuela y sueña.

Por eso permanezco. Porque soy un soñador, y que nadie intente despertarme.


Responses

  1. ¿Quién que ha soñado, no ha tenido pesadillas? Uno despierta, respira hondo, se lamenta, maldice a los demonios que siempre creímos ajenos y a veces nos asaltan desde dentro. Luego… volvemos a soñar. Arnaldo, como diría Lennon, no somos los únicos soñadores. Y hace bien saberlo.

  2. hermoso Arnaldo, me siento al igual que tu atada a esta tierra maravillosa a pesar de sus errores. Ya nos tienes acostumbrados a tanta poesía, me alegro mucho de que hayas elegido Matanzas para desarrollar tu carrera. La chismosa de la ceiba

    • gracias Jessica, atados a esta isla, pero siempre libres para pensar y decir, sigo atento a todos tus trabajos en la radio, nunca me equivoqué cuando dije que el periodismo matancero se desentumeció con los jóvenes periodistas que se vienen incorporando, eso sí, el más joven siempre voy a ser yo, y el que más salsa y condimento tiene porque se bailar casino, y hasta ahora, ninguno de los que se han graduado (Gabrielito,Roberto y Guillermo y Rizo) saben bailar

  3. a mi me ata a esta isla: todo, pues me dió la vida, me dió los sueños, me dió la familia que tengo….y más, me dió amigos como tú…y el modo de descubrir el mundo desde aquí, desde este punto de la tierra…sigue así el profe Luis Edel Andino.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: