Posteado por: arnaldomirabal | 18 diciembre, 2013

¿Reyes Magos para los maestros?

dsc01523-640x480

 

Se avecina el 22 de diciembre, y cuando sobreviene esa fecha, los cubanos rememoran la Campaña de Alfabetización impulsada por el gobierno revolucionario en 1961, y la proclamación de la isla como Territorio Libre de Analfabetismo. Cuba se convertía así en el primer país latinoamericano sin apenas iletrados.

El tiempo pasó, escribieron libros y filmaron películas para narrar aquella hazaña encabezada por Fidel, que contó con el apoyo de miles de jóvenes, casi niños, que sin reparos subieron montañas, cruzaron ríos crecidos, para enseñar a los humildes campesinos a escribir sus nombres.

Desde entonces, cada 22 de diciembre se celebra el Día del Educador. Pero quizás la modernidad imprimió nuevo sello a la celebración, pues cada vez se asemeja más a la costumbre española de los Reyes Magos o la navidad anglosajona, con la gran diferencia que quienes regalan son los niños.

Y es que al parecer alguien estipuló una especie de resolución invisible, con la que muy pocos están de acuerdo pero todos acatan.

En esta fecha los centros estudiantiles parecen hormigueros, y los alumnos hileras de hormiguitas que se dirigen hasta el lugar con regalos a cuestas.

El tema se puede abordar desde diversas aristas. Es cierto que el papel del maestro es determinante en cualquier sociedad, pero la triste circunstancia que signa la realidad cubana, agrava la situación económica de miles de educadores.

Son ellos precisamente quienes más sufren las consecuencias de la pirámide social invertida, donde un cantinero percibe mejor salario que un Doctor en pedagogía. Y hasta mayor reconocimiento social, porque aunque nos duela reconocerlo, en Cuba se ha apoderado de la mente de muchos, el quiste nefasto de que “dime cuánto tienes y te diré cuánto resuelves”.

Esa posición desventajosa provocó que muchos profesores abandonaran las aulas. Y que afloraran nuevos vicios que creíamos extinguidos.

No hace mucho los medios cubanos lanzaron una campaña nacional contra el fraude que se estaba entronizando en varios centros estudiantiles. Aunque desde tiempo atrás el tema ya se manejaba en las calles cubanas, solo cuando el fenómeno creció, y casi se convierte en un cáncer general, apareció en la agenda mediática.

Con la nueva tendencia –aunque algunos aseguran que es vieja- de entregar regalos a los pedagogos el Día del Educador puede suceder igual. Cuando una enfermedad no se ataja a tiempo, crece, y después se hace incurable.

El problema, desde mi punto de vista, no radica en agasajar o no a los profesores, si no en el cómo hacerlo. No podemos ignorar que vivimos en un país decidido a revertir muchas prácticas negativas que resucitaron tras el Periodo Especial. Y como sentencia la sabiduría de los mayores, de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno.

Y es que sobre este tema ya se tejen historias inverosímiles. Una entrevistada me contó como en días próximos a la fecha en cuestión, una profesora dejaba como tarea en la libreta de sus alumnos no olvidar el regalo de la maestra; otra persona me comentó que en otra escuela recogieron 4 dólares por estudiante para que la maestra se comprara un microwave.

Para profundizar en el tema preferí conversar con amistades y colegas de profesión, incluso algunos se desempeñaron como pedagogos en el pasado.

¿APREDIENDO REGALANDO?

Para Magda Sallo, gestora de información de la Editora Girón, obsequiar a los maestros es una manera de tenerlos en cuenta, de premiar tanto amor que regalan durante todo un curso.

“Que dicho sea de paso, no se recompensa con un regalo, pienso que tanta dedicación y sabiduría en la formación de nuestros niños y adolescentes, no se retribuyen con un regalo”.

“Pero al mismo tiempo es un detalle para que el maestro se sienta reconocido”, aclara, y agrega que también puede suceder que algunos padres vean la oportunidad de competir.

“Pueden existir padres que hagan mejores regalos que otros, persiguiendo alguna prebenda, lejos de eso, veo como algo noble la oportunidad de dignificar la labor del maestro.

La joven periodista Yeilén Delgado lo asume como un fenómeno con aspectos positivos y negativos. “Veo bien que los estudiantes reconozcan el esfuerzo de los maestros, que aprecien una labor no lo suficientemente remunerada. Acto seguido, la colega pone el dedo en la llaga, porque según ella este accionar también propicia fenómenos negativos, “como la diferenciación entre los estudiantes de un aula, porque no todos tienen las mismas posibilidades, y hay padres que ven este momento como una forma de comprometer al maestro, para que favorezca a su hijo con determinada nota o con un tratamiento con preferencias.

“Algunos regalan efectos electrodomésticos, ropas, prendas, cosas que realmente no creo apropiadas. No todos los progenitores tienen iguales posibilidades, esta situación puede incluso lastimar al niño”.

En cambio ella sí festeja la idea de regalar una flor, un libro, un presente sencillo al alcance de todas las familias cubanas.  

Por otra parte, la también periodista Jessica Acevedo menciona las incongruencias que pueden acompañar al asunto. Explica que en determinado círculo infantil, la directora convocó a una reunión con todos los padres, prohibiendo la entrega de regalos a las educadoras, y mucho menos la recogida de dinero con ese fin.

Minutos después, en un salón del propio centro, una madre hizo poco caso a tales palabras, y acordó recoger tres dólares por niño para los regalos. “Ahora las mismas maestras aguardan en la entrada verificando cuál niño dio el dinero y quién no”, refiere Jessica.

Las historias sobran. Y no se trata de criminalizar a los maestros. ¡No! Solo de arrojar un poco de luz sobre el tema. Veo bien que la sociedad decida premiar a los educadores, y que los padres se sientan agradecidos. Pero exigir regalos mediante decretos inexistentes es otra cosa bien diferente.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: