Posteado por: arnaldomirabal | 27 agosto, 2013

Estirpe henequenera

14855-fotografia-g

Amigos de la mañana, en el surco se les ve cuando sol aún no levanta. Con “la fresca” y cuchillo filoso en mano, cosechan las fibras del henequén, sorteando las espinas.

Así son los henequeneros, hombres de regia estirpe, que pese a los malos tiempos que aquejó al cultivo, permanecieron, cuando otros decidieron marcharse.

En Limonar, cerca de un lugar de bajas elevaciones que se nombra El Triángulo, se erige una planta, la UEB Antonio Berdayes, que ni el tiempo, ni las carencias pudo silenciar.

Gracias al amor, ese amor que enraíza en los hombres y mujeres por su oficio, la fábrica muele, y durante tres años consecutivos se mantiene en la vanguardia del país.

Cada 27 de agosto, Día del Trabajador Henequenero, recesan los cuchillos. Es el momento propicio para dignificar a estos obreros imbuidos en la difícil y vital misión de volver a insuflarle vida al henequén matancero.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: