Posteado por: arnaldomirabal | 4 julio, 2013

El Varadero ignorado

Área protegida Varahicacos

Área protegida Varahicacos

Puedes visitar un lugar cientos de veces, y nunca conocerlo del todo. Así sucede con el balneario más popular de Cuba. De Varadero se conoce el azul de sus aguas, su fina arena, los hoteles, pero seguramente quienes le visiten una y otra vez, nuca hayan avistado un Hicacos, planta que le da nombre a la península.

Puede afirmarse que no hay cubano, que al menos una vez en su vida, le haya visitado. En verano miles de nacionales y extranjeros, colman los más de 20 kilómetros de playa, pero quizás muy pocos conozcan la Cueva de Ambrosio, y sus pictografías aborígenes, la diferentes especies de murciélago que allí habitan, o la existencia de un árbol de más de 500 años, que burla al tiempo y a la modernidad, como todo un Patriarca.

De eso y más conocí una mañana de junio en un recorrido por la península de Hicacos, dispuesto a observar la zona desde otra mirada.

Supe que la arena fina nace de unas algas que producen carbonato de calcio. Cuando estos organismos vivos mueren, la cal que queda produce los finos granos que revisten la playa. También conocí sobre la alta mortalidad de estas algas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: