Posteado por: arnaldomirabal | 19 junio, 2013

Visita a la Estación Meteorológica de Varadero

PICT0016 [640x480]

Siempre que visité Varadero, me llamó la atención la tonalidad de sus aguas. Aunque en la cercana ciudad de Matanzas –a solo 36 kilómetros- el día amaneciera nublado, tras avanzar rumbo a la Playa azul, el cielo y el mar permanecían imperturbables, bellos, como si de una isla del Edén se tratara.

Tras visitar la Estación Meteorológica de Varadero, entendí el por qué de semejante fenómeno. Allí laboran seis compañeros, siempre alertas, en monitoreo constante de las variables meteorológicas.

La licenciada Misleidis Fleites, directora del centro, explica que en la península convergen los vientos del norte y el sur, y sus aguas se caracterizan por las altas temperaturas.

A diferencia de lo que muchos piensan, abril, y no julio o agosto, es el mes más caluroso, y de mayor radiación solar. La temperatura media ronda los 29 grados Celsius.

Para la emisión de los partes meteorológicos, la estación cuenta con medios de última generación, pero también se valen de datos convencionales.

En una de las paredes del recinto descansa un gran equipo de raro nombre: Anemorumbógrafo, que determina la velocidad y dirección del viento.

Refiere la especialista Misleidis Fleites, que debido a la posición geográfica, y la forma de península, muchas veces se dificultan estas mediciones.

“Aquí convergen dos mares, el del Golfo de México, y el mar del sur, en el Caribe, incluso el fondo marino es diferente, lo que incide en las estructuras de las olas, y afecta la dirección del viento.

“Varadero queda mar adentro, su clima varía, y difiere del resto de la provincia, al igual que sus aguas. Mientras te adentras al polo turístico, percibes que el agua en la costa norte es mucho más azul”, acota Fleites.

La estación se creó a principios de la década de los años 90 del pasado siglo, y en un mural se puede, leer las mayores precipitaciones registradas, que datan de 1997; unido al récord máximo de temperatura, ocurrido en julio de 2005, cuando los termómetros marcaron 34 grados.

Sin embargo, los pobladores recuerdan al huracán Kate como el evento atmosférico de mayor impacto. Golpeó el territorio en noviembre de 1985, y aun hoy muchos habitantes relatan los elevados niveles que alcanzaron las penetraciones del mar.

 

 

 

 


Responses

  1. El mar del sur tiene colores raros ¡si lo sabré yo!. En tu post está la explicación científica a muchas de mis interrogantes sobre los vientos raros que soplan allí, gracias Arnaldo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: