Zafra azucarera en Matanzas:¿Vaso medio lleno o medio vacío?

img_5068

Cuentan algunos que si tomas un vaso por la mitad, los optimistas alegarán que se trata de un vaso medio lleno, mientras que los pesimistas, dirán que está medio vacío. Sin demostrar científicamente, lo cierto es que así acontece con muchos pasajes de la vida, desde el béisbol, hasta esferas de la economía como la zafra azucarera.

Es que un mismo fenómeno puede tener diversas interpretaciones, según el prisma con que se mire. Por ejemplo, en la pasada campaña, hablando de zafra, claro, la provincia no cumplió su plan técnico económico. De las 155 mil toneladas (t) de azúcar planificadas, se produjeron 130 mil. Viendo las cifras así, fríamente, se puede afirmar que fue mala. Y de hecho, lo fue.

Sin embargo, cuando el 21 de noviembre el Jesús Rabí lanzaba el pitazo de arrancada, y dos semanas después, el Mario Muñoz le seguía, ambos en la fecha fijada, se auguraba un buen desempeño en las dos industrias, y en la zafra en general.

A ello debe sumarse el altísimo estado de ánimo en el colectivo de la industria arabense, que estrenaba director con novedosa concepción y sistema de trabajo, que publicaría el periódico Girón en un reportaje que tituló “¿Borrón y molienda nueva en el Mario Muñoz?”.

Pero sobrevinieron los tropiezos. El René Fraga atrasaba el inicio porque no se incluyó en el plan de mantenimiento anual trabajos de envergadura y vitales, en el área de molinos, y tren de engrane, unido a la demora en la entrega de piezas de bronce.

Por otra parte, la que prometía ser una buena noticia, la reactivación del central México, se convirtió en un atolladero que comprometió finalmente la producción en la provincia. Con 45 días de atraso se incorporaba la fábrica colombina, por la entrada tardía de recursos para la inversión, y la poca disponibilidad de brigadas para el montaje.

Las industrias matanceras brindaron un concierto desafinado. El tiempo perdido por roturas incidió, y el comportamiento de los parámetros de eficiencia industrial también fue negativo.

En Mario Muñoz, México y René Fraga se molieron altos por cientos de caña atrasada.

Ahora que los obreros se hallan inmersos en el desmontaje y reparación de los centrales, vale analizar a fondo cada deficiencia. En especial el tétrico resultado del México y el René Fraga.

En el primero se puede entender los resultados desfavorables. Sería mucho pedir que luego de años enmudecido, sobrecumpliera la producción. A lo que se agrega la falta de experiencia de los trabajadores. Pero si los atrasos en la llegada de recursos afectaban el plan de la provincia, y a todas luces daban por sentado el incumplimiento, ¿Por qué no se pospuso la arrancada para la próxima campaña?

El René Fraga es otra historia. Allí el tiempo perdido y la eficiencia industrial denotaron la falta de motivación, de conocimientos técnicos en áreas decisivas, e indisciplinas tecnológicas cometidas que repercutieron en el triste desempeño.

Como cuestión peliaguda aparece el nuevo sistema de pago o Coeficiente de Participación Laboral (CPL) que se intentó implementar por el grupo empresarial del territorio. Un gran número de trabajadores aseguran que este sistema beneficia más a los indirectos, (personal de oficina) que a quienes soportan el vapor de las calderas, o se juegan la vida cerca de un molino.

Sin lugar a dudas faltó la oportuna información a los obreros. Factor esencial de cualquier proceso productivo. El sindicato azucarero, de gran trascendencia histórica, debe jugar un papel más decisivo. Escuchar, discutir, persuadir, orientar, deben ser palabras que rijan su trabajo.

Hace varios años que en la provincia el vaso no se llena, que se incumple la producción de azúcar. Pero hay notas halagüeñas. La calidad del grano tuvo una notable mejoría y el Mario Muñoz recuperó su epíteto.

En Los Arabos un coloso recuperó su estatura. La convicción de Luis Barrios, director del ingenio, se cumplió. El colectivo logró producir las 68 mil t planificadas. Y para sumar más alegría, también cumplieron la producción de refino. Durante años asignatura suspensa de los arabenses.

Por otra parte, si bien el Rabí incumplió, algunos entendidos ubican a esta contienda entre las mejores de su historia. Ya que solo en nueve ocasiones ha logrado superar las 40 mil t. Y alega Ernesto Ríos, jefe área y mantenimiento general, que en las mejores, las molidas se extendieron hasta el mes de junio.

Al final, lo cierto es que se dejaron de producir 24 mil t. Y aunque el Mario Muñoz cumplió luego de años en el túnel, un palo no hace monte, diría un guajiro.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s