Posteado por: arnaldomirabal | 22 mayo, 2013

Agricultura urbana: El rebaño de Ezequiel

PRODUCTOR CAPRINO

Reza un refrán que nadie es profeta en su tierra, y si bien el nombre de Ezequiel nos remite al personaje bíblico, este sencillo y enjuto martiense nunca avizoró que un ciclón casi devastaría su obra.

Recientemente el Grupo Nacional de Agricultura Urbana, otorgó a la Finca de Ezequiel Rodríguez Gómez la doble Excelencia Nacional, por el sostenido trabajo y resultado, en el ganado caprino.

Ezequiel cuenta con el apoyo de su hijo Luis Alberto, quien heredó la sistematicidad y rigor del padre, como pudo constatarse ante el “registro civil” donde inscriben a cada animal.

Allí hay información hasta de los abuelos de las crías.
Todas las cabras poseen nombre, registro de nacimiento y marcas en las orejas: en la izquierda el número y el año de nacimiento, en la derecha los datos de la madre.
PURO TRABAJO
Desde los inicios Ezequiel se preocupó por obtener buenos pies de cría. En la finca cuentan con 166 ejemplares de las razas Saanem, Nubia y Alpina.

La primera aunque más débil, es productora de leche por excelencia. Originaria de las montañas de Suiza, se distingue por sus orejas cortas y rectas y pelaje blanco.

La Nubia, es también productora de leche con altos contenidos de grasa, indispensable para el buen queso. Son animales delgados de orejas largas y caídas. Su color puede variar del canela al rojo siempre salpicado de manchas blancas.

Del cruzamiento de ambas, la Nubia y la Saanem, nace un ejemplar vigoroso y de gran estatura. “Nosotros mantenemos la premisa de animales puros, pero cuando haces mestizajes obtienes un animal muy fuerte, saludable y buen productor de leche”, afirma Ezequiel.
Sobre el cuidado con las crías recién nacidas el hijo apunta: “Cuando paren les retiro los machitos, se crían a teteras para venderlos a otros productores. En cambio, las hembritas las llevo de dos en dos con nodrizas, y las voy adaptando hasta que la chiva nodriza las acepte”, advierte el hijo.
Poseen una nave de pediluvio, baño medicinal que se aplica en las patas de los animales. Este se activa en tiempo de lluvia con formol y sulfato de cobre. Los chivos pasan por el lugar diariamente.
En las cuatro caballerías de extensión siembran kingras y heno como forraje. En la mañana se sueltan a pastar y cuando el sol arrecia se recogen, para soltarlas otra vez a la tarde. También existe una nave de sombra, otra de ordeño manual, y una para los cinco sementales.
Ezequiel asegura que les gusta este ganado “se ordeña con facilidad y es un trabajo bonito. Además es muy importante para los niños no tolerantes a la leche de vaca”.
“La leche de chiva es medicinal. Son animalitos dóciles, me resulta muy fácil trabajar con ellos. A mi me gustan más que las vacas porque, estas te pueden dar una patada”, dice con una sonrisa.
“Aseguran por ahí que son muy dañinos, porque les gusta estar rumiando en patios y jardines de las casas. Pero con todo cercado no hay problemas. Yo les voceo y ellas entienden.
“Siempre estoy aquí, además, su carne es exquisita. Este animalito es muy prolífico, la hembra puede parir dos veces al año, pero nosotros le hacemos un solo parto buscando la producción de leche.”
Nadie nace sabiendo y en el campo la capacitación es vital en cualquier tarea. Ezequiel y Luis Alberto tienen en la Estación Experimental Indio Hatuey su mejor aliado.
El centro les ha ayudado mucho con información sobre los caprino, el parasitismo y la siembra de forraje.
Las cabras de la Finca de Ezequiel han participado en diversos concursos nacionales y sus ejemplares han resultados premiados en la Feria Agropecuaria Internacional de Boyeros y la de Ganado Menor en Sanctis Spiritus.
Quizás Ezequiel Rodríguez nunca tuvo vocación de profeta. El no es de los hombres que se sientan a predecir el futuro, sino a construirlo.
MUY INTERESANTE……….

Según muestran estudios científicos la leche de cabra puede sustituir la materna y posee un alto valor de digestibilidad.
Es un alimento hipoalérgico para personas que sufren eccemas, asma, catarros crónicos, dolor de cabeza, colitis, úlceras de estómago, dolores abdominales y oclusión epigástrica a causa de la alergia a la leche de vaca.
Es usada en tratamientos para casos de reacciones intestinales, obstrucción coronaria, alimentación de infantes prematuros, epilepsia infantil, fibrosis cística y problemas biliares.
Posee un alto nivel de hierro (Fe), esencial en casos de anemia. Se ha observado que los niños alimentados con leche de cabra, tienen mayor peso, estatura, mineralización en los huesos y en el plasma sanguíneo, una alta densidad en vitaminas A, tiamina, riboflavina, niacina, calcio y hemoglobina.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: