Posteado por: arnaldomirabal | 28 febrero, 2013

Mi aversión hacia Yoani Sánchez es insalvable

Yoani_sanchez [640x480]

Una buena amiga me reprende por catalogar de muy ofensivas mis palabras hacia Yoani Sánchez. Va y tiene razón. A veces peco de emocional, me identifico tanto con lo que escribo, que una que otra vez se me escapa lo   de exaltado.

Pero esta vez creo que se equivoca mi amiga. Siempre he tratado de ser comedido con las féminas, y me declaro ferviente defensor de los derechos de la mujer, sentimiento que me inculcaron desde niño, en el país que más ha hecho por la equidad de género. Cuando casi nadie empleaba esos términos, a Fidel se le ocurrió fundar una guerrilla de mujeres en plena Sierra Maestra.

Debo confesar que mi bregar por las redes sociales a veces puede ser angustioso, lo reconozco.

Esa angustia nace de haber nacido y crecido al lado de una mujer honrada que me crío sola. “Madre y padre”, decían mis vecinos, pero yo diría mejor, fue toda una mujer. Por esa, entre muchas razones, respeto tanto a las damas.

Pero el Imperialismo siempre juega sucio y empleó a mujeres para orquestar su campaña cizañosa contra Cuba. Y como me siento en el derecho de defender a mi país, debo arremeter contra ellas, y no me hace feliz.

Aclaro que siempre lo haré con las palabras. Como soy cubano me valgo a veces de ese humor y choteo que nos caracteriza. Pero hay veces que es tanta la desfachatez que debo emplear fuertes palabras. No se ofenda mi amiga si ve que me valgo de palabras hirientes, casi siempre trato de arropar mi irritación con la ironía.

Irritación porque revienta que hayan pretendido construir en Cuba una copia indigna de las Abuelas de la Plaza de Mayo, agrupación argentina que surgió por la desidia del poderoso del Norte, instigador de los regímenes militares del Cono Sur, época triste donde se esculpió con torturas esa triste palabra que marcó el devenir latinoamericano: ¡desaparecidos!

No hablaré de la Escuela de las Ámericas, ni de la Operación Cóndor. Pero molesta que se acuse a mi país de “régimen dictatorial” y nadie recuerde que las dictaduras sangrientas siempre encontraron en Washington apoyo incondicional. Así que de existir aquí una tiranía, nuestras relaciones con USA fueran las mejores.

¿Acaso debo emplear suaves palabras para catalogar a las Damas de Blanco por el hecho de tratarse de mujeres? Además, mientras más las conozco, mientras leo sobre ellas, más embusteras se me hacen.

¿Qué decirte de Yoani Sánchez? Un engendro mediático de tamaños colosales. Lo peor es que se ha creído todo lo que los grandes medios dicen de ella.

Cuando comencé en este “jelengue” de las redes sociales, me maravillaba el desconocimiento total en torno a Cuba. Cada premio internacional a Yoani era para mí una burla, casi un escupitajo en pleno o rostro.

Quienes la construyeron ignoraron que Yoani Sánchez vivía en un país con innumerables intelectuales de renombre internacional, pero al parecer, para los medios internacionales la única persona que pensaba y escribía en Cuba, era una filóloga cuarentona que de regreso de Europa le dio por redactar en un blog una fragmentada y distorsionada  realidad cubana.

No te hablaré del andamiaje mediático que hay detrás de los premios, de seguro lo sabes. Tantos premios en un solo año buscaban “posesionarla”, y lo consiguieron, pero solo tres de sus grandes meteduras de patas bastarían para deshacer el hechizo en torno a la bruja, perdón, la princesa blogger.

¿Recuerdas la famosa golpiza que nunca sucedió? Lo peor vino cuando un pobre jardinero apodando un césped, tuvo la mala suerte de que una piedra impulsada por su chapeadora impactara  un auto diplomático de Venezuela. La compungida bloguera difuminó por las redes sociales que se trataba de un atentado con arma de fuego. Tras desmantelarse la mentira nada sucedió y Yoani continuó twiteando desde su casa habanera todas las barrabasadas que se le ocurren.

¿Y cuando se sumó a la comparsa del aguacate de Marta Beatriz? También embaucó a medio mundo con el “tupe” de la huelga de hambre, y nada pasó.

Todo lo contrario, la emplearon en un medio español importante, y hasta quisieron tenderle alfombra roja en su tour de 80 días por el mundo, pero en Brasil retiraron la alfombra y la llamaron por su nombre.

Amiga, a pesar de sus meteduras de patas, tal parece que debemos aprender a convivir con la mentira, porque es un poquito más ligera que la verdad. Aunque el profesor Salim Lamrani haya puesto al descubierto en una entrevista la imbecilidad de la muchacha , su ineptitud y poca sagacidad (o ninguna), habrá Yoanita por algún tiempecito más.

Los grandes medios invirtieron mucho dinero en premios para armar el embuste, así que tiraran todavía un poquito de los hilos de la polichinela.

Le dije mamarracho sí, y quizás no te gustó. Confieso que lo dije porque la palabra no acepta género femenino. Pero para que veas, es de las palabras más suaves que le he dicho.

Creo que realmente ella no es blanco de mis ataques, sino el gobierno de los Estados Unidos, la pobre solo es un burdo instrumento, torpe y mediocre.

Para que veas, “mamarracho” en el diccionario significa persona que viste o se comporta de forma ridícula o extravagante, persona que merece desprecio y figura o cosa fea o mal hecha. La tercera acepción quizás no le vaya mucho, porque es fea, pero no taaaan fea.

Yo por lo pronto te diré que mi aversión hacia Yoani es incurable, es el mismo sentimiento hacia la mentira, la deshonestidad, el oportunismo, la falsedad, y demás atributos que viajan siempre con Yoani. Puedo distender mi combate con cualquier oponente político honesto, si decide conversar para exponer argumentos y puntos de vista. Me gusta el debate pero siempre sobre la base de la verdad, algo que no conocen ni practican los lacayos de Miami, ni Yoanita Sánchez.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: