Posteado por: arnaldomirabal | 28 febrero, 2013

Desamarrando el surco en las UBPC

El sentido de pertenencia se logra cuando se aplica correctamente la fórmula de distribución socialista: de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo

El sentido de pertenencia se logra cuando se aplica correctamente la fórmula de distribución socialista: de cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo

Desde su fundación en 1993, muchas Unidades Básicas de Producción Cooperativas (UBPC) resultaron víctimas de decisiones que venían “de arriba”, y entorpecían su propio desarrollo. El pasado año, el Consejo de Ministro aprobó 17 medidas para darle mayor autonomía a estas formas de producción no estatal, pero aún no se aprecia la debida respuesta.

Hace unos meses, un experimentado económico relataba que desde sus inicios, las Unidades Básica de Producción Cooperativa (UBPC) transitaron por un camino escabroso y lleno de tropiezos. Recordaba entonces Orlando Prieto, al frente de las finanzas de la 10 de Octubre, de Jagüey Grande, aquella infeliz decisión de sembrar plátanos bajo riego.

“No permitieron cultivar otra cosa, y esta planta produce al año de sembrada, pero los trabajadores devengaban un salario y había que pagarles, acudimos al banco y surgieron las deudas. Para colmo de males azotó un ciclón y toda la vianda se vino abajo, y con ella, la economía de la entidad”.

Vale destacar que aquella disposición se tomó a kilómetros del lugar, sin la anuncia de los miembros, lo que refleja el poco poder de decisión en el pasado. Las cosas cambiaron favorablemente con la llegada del actual administrador José Sánchez Noda. Pero en la provincia persistieron muchos de estos males que ataron la productividad. Dentro de la actualización del modelo económico cubano, el país decidió revitalizar estas formas de producción para que cumplan su papel, con eficiencia.

¿AUTONOMÍA TOTAL?

En el municipio de Martí se halla enclavada unas de las mejores del país. La clave del éxito es sencilla: lograr la permanencia y pertenencia de los obreros, para alcanzarla, estos hombres y mujeres deben obtener en el surco todos los bienes que precisan.

Si el individuo no satisface las necesidades en su puesto de trabajo, mermará su productividad, siempre con el pensamiento fijo en cómo agenciarse el sustento después de la jornada laboral. Sentido de pertenencia le resultará una frase estéril, algo así como la tierra improductiva, si no va acompañada de resultados colectivos e individuales.

Nadie se asombre de la alegría de esta obrera de la UBPC 10 de octubre. Allí hay trabajadores que devengan hasta 4 mil pesos, 10 veces el salario promedio del país.

Nadie se asombre de la alegría de esta obrera de la UBPC 10 de octubre. Allí hay trabajadores que devengan hasta 4 mil pesos, 10 veces el salario promedio del país.

Isaías Piedra, administrador de El Sordo, sabe al dedillo que para producir, lo principal consiste en estimular al hombre, pero en ocasiones existen trabas que impiden que se concrete. Tal es el caso de las cuentas en divisa.

Aunque las nuevas disposiciones que se vienen aplicando persiguen una mayor gestión económica y financiera, estas unidades no poseen cuenta en la “moneda dura”, que favorecería la adquisición de productos de mejor calidad. En el caso de El Sordo, la cuestión se torna compleja.

“Nosotros obtenemos la divisa a partir de la venta de varios productos al turismo a través de Fruta Selecta, esta nos paga, pero ese dinero va a parar a la cuenta de la Empresa Pecuaria de Martí, a la cual pertenecemos.

Como la Pecuaria Martí es ganadera, el monto lo trasladan al Grupo Nacional de Ganadería, donde rebajan un 60 por ciento de la cantidad inicial.

“El pasado año vendimos frijoles y papa al sector hotelero por una valor de 73 mil CUC, tras una extensa cadena de trámites burocráticos, obtuvimos solo 28 mil CUC.

Lo peor vino después. Aunque la junta administrativa y la asamblea de trabajadores se reunieron para determinar qué uso darle al dinero, es en la empresa donde se decide qué comprar.

Por tal motivo, la mejor UBPC del país no cuenta con computadora, porque Pecuaria Martí no contempló en su plan de inversiones para el 2013 la adquisición de una PC, que tanto favorecería la labor contable de la entidad.

En la Eladio Hernández, de Máximo Góme, la historia es similar. Tampoco poseen la facultad de emplear su cuenta en divisas según sus necesidades.

Deben esperar a que una Comisión en la Empresa Agropecuaria de aquel territorio se reúna, y decida qué adquirir.

“Nosotros deberíamos comprar lo que realmente necesitamos; a veces arriban recursos innecesarios. Por ejemplo, llegan un número de botas de cuero, y a lo mejor las útiles en ese momento son las de gomas”, asegura el administrador Leonardo Álvarez.

S.O.S: MAQUINARIAS

Cuba se debate entre dos formas para producir alimentos: la agricultura a pequeña escala, y la extensionista de grandes insumos. Los conocedores en el tema defienden ambas.

Desde su creación, esas cooperativas explotaron grandes extensiones de tierra. Alegan algunos que el gasto y el consumo es mayor, pero permite alimentar a más personas. El Sordo es vivo ejemplo, con casi 30 caballerías de maíz en la presente campaña, destinadas a la sustitución de importaciones.

 

Todavía en muchas cooperativas, aún con resultados productivos, la escasez de maquinarias es crítica

Todavía en muchas cooperativas, aún con resultados productivos, la escasez de maquinarias es crítica

Sin embargo, la falta de parque siempre les afecta. Isaías cree que cuando se camina con pasos sólidos, en constante crecimiento y con fuerza laboral estable, debe garantizarse un esquema de maquinarias y sistemas de riego que optimice la eficiencia. Advierte el administrativo que “a medida que avanzas, las necesidades se multiplican, si buscas crecer, necesitas recursos”.

La Eladio Hernández también sufre la carencia de máquinas de cosecha o preparación de tierras, mal que entorpecen el crecimiento. A la empresa Máximo Gómez llegaron modernos equipos para prestar servicios, pero no satisfacen la demanda del territorio.

“Ahora mismo queremos sembrar cuatro hectáreas de yuca, y llevo 15 días de aquí para allá, sin conseguir nada para alistar los suelos. Si contáramos con equipamiento ya la yuca estuviera sembrada”, manifiesta contrariado Ilario Díaz, jefe de maquinarias.

No olvida que en la cosecha pasada perdieron varias hectáreas de maíz por ese inconveniente, que al parecer no tendrá solución a corto plazo.

El presente ha demostrado que algunas Empresas Agropecuarios asemejan pesados lastres. Ya sea su falta de liquidez para adquirir los insumos, o por el insuficiente parque, u otros implementos; lo cierto es que solo propician demoras en la entrega de recursos, y por consiguiente, pérdidas de cosecha.

UN PASO ALENTADOR

Destaca Leonardo Álvarez, administrador de la Eladio Hernández, que con la implementación de lo estipulado por el Consejo de Ministros, el primer paso consistió en emplear a una abogada. Antes, en cada proceso contractual, se valían de asesores jurídicos del municipio.

trabajadores agrícolas cubas

Contar con jurídica propia es un logro alcanzado que fructificó en la firma de 26 contratos, y permitirá velar celosamente por sus cumplimientos.

Para él, lo aprobado solo le da cuerpo legal a lo que venían haciendo tiempo atrás. Desde el 2006 crearon su propio sistema de vinculación, y nunca sufrieron interferencias en las tomas de decisiones.

Entre los grandes avances enumera la contratación de cuentapropistas. “Algo muy provechoso. Cuando necesitemos mano de obra temporal, como ahora, que edificamos un punto de venta y demás labores constructivas, contratamos a un albañil por tiempo determinado, sin la necesidad de desembolsar un salario permanente”.

También han efectuado compras a otros organismos. Como materiales de construcción a la Empresa Escambray, y alimentos a la Planta Libertad.

La Resolución 574 del 13 de agosto del 2012, publicada por la gaceta Oficial, autoriza a adquirir mediante cheque o efectivo, productos como sal, azúcar, vinagre y envases, en la red minorista o mayorista del MINCIN. No obstante, aún persisten traspiés para acceder a varios proveedores y adquirir los recursos necesarios.

Como bien señala Ángel Pérez, subdelegado que atiende las bases productivas en la Delegación provincial del MiNAG, “todavía nos enfrentamos a personas reticentes al cambio, y que obstaculizan la decisión del país de eliminar ataduras e ineficiencias”.

 

SIN PRISA, ¡PERO SIN PAUSA!

Refiere Ángel Pérez que tras la puesta en marcha de las 17 acciones, realizaron un análisis de cada una de las entidades, partiendo de la situación financiera, la junta directiva, y fuerza laboral disponible, entre otros aspectos.

De las 47 UBPC existentes en la provincia hasta ese momento, 10 fueron disueltas por sus precarios resultados productivos. Quedaron 28, a las cuales se les destinó 7 millones de pesos para amortizar parte de las deudas contraídas con el banco, la ONAT u otras empresas.

Destaca el directivo que se han desarrollado asambleas para discutir el documento rector que recoge las nuevas estrategias que enmarcarán su devenir.

Pero las medidas por sí solas no fecundarán los suelos. Esto solo se logrará si los obreros, en conjunción con la junta directiva y la asamblea, asumen su rol.

Es cierto que ya no disponemos con los recursos de antaño, que una cosechadora en el mercado mundial puede costar un cuarto de millón de dólares. Pero si los Lineamientos explicitan que se potenciará a las más eficientes, ¿por qué las mejores cooperativas no cuentan con los equipos agrícolas necesarios?

Por otra parte, las máquinas solo obedecen al hombre. La llegada de nueva dotación equipos a la Empresa de Cultivos Varios Lenin, no se tradujo en más alimento, todo lo contrario.

En cambio, nadie negará el paso de avance que representa para perfeccionar el funcionamiento y gestión de las Unidades Básicas de Producción Cooperativa, así de una vez y por todas, alcanzarán la autonomía, y lo más importante, los niveles productivos que el país y el pueblo, necesitan.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: