Posteado por: arnaldomirabal | 5 febrero, 2013

La corrupción hace metástasis en la sociedad

No creo que esta imagen se ajuste mucho al tipo de corrupción que existe en Cuba, donde a nadie se le ocurriría abrir una cuenta en el banco

No creo que esta imagen se ajuste mucho al tipo de corrupción que existe en Cuba, donde a nadie se le ocurriría abrir una cuenta en el banco

Confieso que cuando mi gobierno creó en 2009 la Contraloría General de la República para frenar la corrupción, me entusiasmé tanto, que froté mis manos, y hasta aseguré que ahora sí ganábamos la batalla. Creí la nueva tarea tan fácil como visitar las casas de algunos directivos y contrastar el monto de sus bienes, con su salario. Si no se correspondían, había “gato encerrado”, o mejor dicho, corrupción manifiesta.

Recuerdo que cuando Raúl abordó públicamente tan escabroso tema, coincidía plenamente con el intelectual Esteban Morales, a quien semejantes palabras le hicieron pasar por un mal rato, sufrió hasta una sanción en su núcleo del Partido.

Al parecer, cuando el doctor Morales aseguró que la corrupción era mucho más peligrosa que la llamada disidencia interna y la gusanera de Miami, no estábamos preparados para tales afirmaciones. Por suerte no demoró mucho la rectificación en la propia voz del Presidente de mi país.

Los días pasaron y el trabajo de la Contraloría ya brinda sus frutos, porque de un tiempo acá en mi barrio se hizo familiar la frase: ¿Te enteraste? Fulanito explotó. Manera muy cubana para referir que alguien fue desenmascarado como corrupto.

Pero yo siempre tuve una duda. ¿Qué entendemos por corrupción?: El director de empresa que desvía recursos para proporcionarse una mejor vida; el simple trabajador de turismo que sustrae una posta de pollo del bufet; o aquel que desde una oficina recibe dinero para agilizar un trámite. Si me preguntaran a mí, diría que todos son casos de corrupción, aunque de mayor o menor envergadura, y repercusión social.

No tiene la misma repercusión el actuar del cocinero de un hotel que se lleva dos muslos de pollo ocultos en su cintura, que la mansión construida con recursos del estado por aquel supuesto director de una fábrica de compotas, que muchos cubanos pudieron apreciar desde sus DVD.

Y salta la pregunta, ¿Nadie visitó a ese magnate? ¿Nadie pudo atajarlo a tiempo? Porque esa mansión supera en lujos y tamaño a los hogares de la clase media-alta de las novelas brasileñas que trasmite la televisión cubana.

Hace algunas semanas el seriado policiaco de factura nacional Tras la Huella, exponía un caso similar de corrupción, donde un empresario, de esos que llaman de cuello blanco, se creía por encima de todo y de todos, distribuyendo dinero e influencias para silenciar y corromper.

Creo que por primera vez la televisión cubana le lleva la delantera al cine, al denunciar un mal tan dañino y latente en la sociedad cubana.

Algún sociólogo podrá argumentar que la corrupción no es inherente al Socialismo, porque desde mucho antes, cuando éramos Colonia ya padecíamos la enfermedad, agudizándose en la Neocolonia con los gobiernos de turnos de la Seudorepública.

Con las transformaciones que tuvieron lugar a partir de 1959, fuimos en la consecución de un Hombre Nuevo a la altura de los nuevos tiempos y la nueva sociedad que se pretendía construir. Pero en los duro 90 envejecimos de golpe. Aunque los síntomas ya se sentían desde antes, porque en los 80 hablábamos de rectificación de errores y tendencias negativas.

La corrupción en Cuba debe combatirse con prontitud, porque cuando de vez en vez me gana el pesimismo, llego a creer si no se elimina pronto, lo inadmisible será no ser corrupto.

Volveré sobre el tema, y no será mi último aldabonazo porque no tengo vocación de mártir como Eduardo Chibás. Creo que en la Cuba de hoy es salvable, pero sin mediatintas y llamando las cosas, y a los corruptos,  por su nombre.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: