Posteado por: arnaldomirabal | 20 diciembre, 2012

Figura sin nombre que nombra mis recuerdos

PlayaLosPinos.jpg

Cada mañana con los primeros bostezos del día, le veo caminar a orillas de la playa. Con pasos lentos, recorre la arena rastrillo en mano y en silencio, un silencio acompasado por la respiración del mar.

Mientras avanza, como abstraído, las olas le saludan con timidez. En lo alto un ave lanza un graznido que no consigue despertar su atención. ¿Se habrá preguntado alguna vez dónde anidan las gaviotas?

Me detengo cerca y no advierte mi presencia, quiero decirle algo, agradecerle por proteger mis recuerdos. Ignora que en ese costado húmedo de la ciudad amé a una mujer.

Pasa por mi lado y creo que su figura, el mar, las matas de coco, y aquella gaviota, siempre estuvieron ahí, son elementos indivisibles en el tiempo. Ansío preguntarle si se consigue el olvido, pero temo destruir la armonía del paisaje. Me marcho con mi recuerdo, solo somos dos intrusos.


Responses

  1. Empingao, mi herma. Quizá el hombre del rastrillo te vio una madrugada por ahí con la muchacha. Ahora falta la historia que él pueda contar. Pregúntale. Un abrazo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: