Posteado por: arnaldomirabal | 19 diciembre, 2012

¿Qué es lo que pasa en las redes? ¿eh, asere?

mimismo

De un tiempo acá, noto cierta agitación en la red de redes, relacionada con el silencio -voluntario o impuesto- del blog La Joven Cuba.

Hasta Israel Rojas, integrante del dúo Buena Fe, abordó el tema en una plaza pública matancera. Yo que estaba allí, nada escuché; es que prefiero tomar distancia de los tumultos, algo que a veces me pasa la cuenta, porque a la periferia los mensajes o no llegan, o llegan cercenados, como sucedió esa noche.

Lo cierto es que solo ayer me enteré de las palabras del cantante; con anterioridad había leído algo sobre La Joven Cuba en el sitio de Cubainformación, y me cuentan que en los últimos días la blogosfera se ha visto agitada por la suerte de los blogueros matanceros.

Una vez escribí sobre ellos. Retomando las palabras de un intelectual cubano, creí pertinente expresar en ese entonces que fe que no duda es fe muerta.

En estos tiempos en que muchos afirman no meter las manos en la candela por nadie, yo me hago responsable de mis palabras, porque creo conocer a Harold, al Jimmy y a Roberto como para entender que no son enemigos. Ahora, eso no quiere decir que los apoye en todo lo que dicen, y lo que hacen.

Pero si mi suerte está en juego por afirmar que no se fue transparente me importa un comino. No puede suceder que un buen día organicen un encuentro de blogueros a nivel nacional, y un mal día decidan tomarse un descanso, así sin más.

Debemos aprender de una vez que con omisiones no se gana la batalla, todo lo contrario, se da paso a la desinformación, y se aviva el avispero.

Quizás va y mañana los chamas con los que ascendí la Loma del Pan, se reincorporan a esta importante batalla de combatir al enemigo en sus predios, para como aquella vez, desde lo más alto de Matanzas, hablar sobre el papel de la juventud dentro de la Revolución Cubana.

Yo, que no tengo esto ni lo otro, y me falta aquello, pero de vez en vez pienso y escribo, creo, en mi humilde opinión, que esta escisión que se viene generando al interior de la blogosfera cubana no favorece a nadie, más bien perjudica.

No quiero ser un mediador, pero si alguien piensa que persigo ese objetivo me importa un carajo. Creo que esta batalla no llegará a ningún lugar. En el preciso instante que gastamos proyectiles dirigidos hacia nosotros mismos, en Miami hablan de refundar el Partido Revolucionario Cubano.

Mientras esos truenos intentan oscurecer mi cielo, veo gente valiosa desgastándose en la bobería. Yo por lo pronto miraré pa’l campo donde vive la gente más pura y trabajadora de Cuba, como dijo martí, con ellos quiero mi suerte echar. Allí no hay cizaña ni medias verdades.

Y cuando la cosa se ponga más tensa me iré al mar, no para atisbar el horizonte, más bien para purificar las vías respiratorias y continuar en esta mi batalla por Cuba, que siempre ha sido a pulmón limpio.

Al menos hoy tengo bien claro quiénes son mis enemigos, y qué debo hacer con ellos.


Responses

  1. te apoyo en todas las letras que has esxpuesto aqui y pìenso que debemos tener la libertad de decir lo que queramos , al menos eso nos enseñaron , un beso de las palmas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: