Posteado por: arnaldomirabal | 21 noviembre, 2012

El Rabí arrancó la zafra

Eran las 10 de la noche del martes último cuando los habitantes del batey Jesús Rabí, escucharon el pitazo del central; Yusleidis Mendoza lo sintió clarito, culminaba la novela brasileña Insensato Corazón.

Hace dos décadas Yusleidis trabaja en la guarapera que queda frente a la industria, justamente al cruzar la calle. Los obreros, asegura, son clientes potenciales.

Para ella es casi familiar el olor de la cachaza, el ruido ensordecedor, la imagen cotidiana de las Scanias descargando la materia prima en la mesa alimentadora que tributa al basculador.

En los rostros de los trabajadores percibe si el central marcha bien o no. Cuando pasen los primeros días, y el Rabí estabilice la molida, escuchará de las 45 mil toneladas de azúcar a moler en la presente contienda, de las inversiones en el primer tacho cristalizador, de la automatización de gran parte del ingenio.

Las próximos 167 jornadas de molienda del Rabí, serán para Yusleidis una zafra igual de importante, y para sus clientes, los trabajadores, un compromiso con el país


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: