Posteado por: arnaldomirabal | 19 septiembre, 2012

Cuando recorro La Habana y no apareces…..

Quiero que mis palabras sean el suspiro que te haga voltear, y que tu mirada me pacifique, que la lluvia habanera sean tus manos en mi rostro, que las lágrimas que se me escapen alguna vez, se escurran entre tus dedos, y que tus dedos intenten silenciar este grito para en ellos refugiar mis besos.

Quiero canalizar este dolor dulce en las líneas de tu espalda.
Necesito reposar mis ganas en tus orillas amiga, acurrucarme allí, llorar con fuerza y jugar después, quizás sea ese mi último llanto.

Quisiera descubrir el mundo con tu manos, trazar siluetas de niños juguetones y echarlos a correr, y reírnos de sus locuras, porque a los dos nos gustan los niños y las locuras, y a mi me gustas tú cuando les miras y ríes, ¡Y me gustas siempre, además!

Intentaría morderte el dedito gordo del pie tan suave que sería una caricia, y tú intentarías defenderte de mi mordida-beso tiernamente y gozosa.

Sí niña, recorrer la Habana sin ti me llevó a ti todo el tiempo, hasta descubrí lugares nuevos cerca del mar que solo yo sé, porque soy el mejor…de todos los tontos felices del universo.

Ay muchacha, debes atajar a este casi viejo de madurez tardía,
hazlo a tiempo porque ya nada me contenta, solo pensarte, y cuando lo hago emerges como un holograma, muy linda pero inaprensible, y si intento hacerte cosquillas te deshaces,  y me pongo triste como chama sin juguetes y sin amiguitos.

Contigo seré un hombre-niño que juega a las escondidas por todo tu cuerpo que ya es mi barrio; cerca de tus costillas habrá un parque, allí tropezaré, como aquella vez cuando era niño-niño y me rompí el mentón, porque amar es peligroso y resbaladizo, debes saberlo, como pretender correr por el pavimento mojado.

El tiempo me da puñetazos en el pecho y ya no puedo repeler los golpes. Por eso río y me bebo la vida. Doy la sensación de que viajo a la aventura, que nada me importa, pero nadie sabe que todo me puede resultar triste, que mi madre un día no estará más, que también me deprimo, o que una tarde cualquiera puedo hablar de amor a una mujer y hasta sentirlo de verdad.

Te amo así, con la irreverencia del fiñe que juega a las bolas, y desoye la voz de su madre que lo obliga a bañarse. Te amo simplemente, y con más fuerzas  cuando recorro La Habana pensándote, y no apareces.

Anuncios

Responses

  1. Arnaldo cuando escribiste este articulo tenias el gorrión al 1000. Ese atardecer te echó bastante mal.

  2. Debo decir que la persona que conocí en La Habana y esta que leo, parecen dos seres diferentes: el primero un gozador, el segundo un poeta. Seguro que de haber tenido más tiempo te hubiera descubierto.

    • Bueno amiga así suele suceder, pero ya estoy adaptado, no te imaginas las veces que me enfrentado a la frase “pero tú eres periodista”, solo les falta decir “con esa facha”, peor yo me río, porque para mí desde hace ya mucho lo importante es ser y hacer, no lucir o asemejar, me detengo en las cosas aunque no los parezca, indago y trato de hallar las causas de las cosas, y me fascinan las personas, y por cierto, también soy un gozador,pero no solo la fiesta y la pachanga me brindan gozo, una buena conversación, un chiste, la tarde, el mar, una linda mujer que pasa por mi lado; aprendí a escarbar en las almas de las personas, conocer sus historias, comprendí que hay miles de novelas que nunca se escribirán, que desandan mi barrio, de mí quédate con la primera impresión, que al parecer es la que vale, hoy en día nadie profundiza tanto en las personas ni en la realidad, no obstante te doy una pista pa’ que me conozcas un poco: “quién dijo que yo era risa siempre nunca llanto, como si fuera la primavera, no soy tanto”, síguela………

  3. Hoy leí en fbk un anuncio que decía: “cuídate de quien sabe escribir, podría enamorarte sin apenas tocarte un dedo”. De ti, definitivamente, hay que cuidarse, Naldo. Un beso grande. Te quiero.

  4. Colega, desde que te escuché hablar por primera vez no me engañaste. No importa que la profe no convenza y que levantes tu voz como Quijote para vengar vanalidades. Siempre supe que eras de los inspirados. No tuvimos mucho tiempo, a penas una semana, pero desde entonces eres de los míos; con tu permiso, claro. Un abrazo de la camagüeyana Mailet Padilla.

  5. Oye comparto la opinión de Yisell, reconozco que en la habana mi criterio de tí no era el mejor, sobre todo por tus intervenciones en clases, pero sin dudas la persona que escribe es especial, profundo y meticuloso, que bueno, te felicito.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: