Aunque todo se venga abajo, aún yo te amaré

Este rincón bien puede venirse abajo y resultar todo una gran mentira, yo bien puedo despuntar entonces como el mayor de los ingenuos. Bien puede suceder que me silencien, por sentir tan fuerte, hasta exasperarme y desafiar a los dioses. Pudiera cansarme, más nunca que traicione. Mi suerte podría ser la de Roque Daltón, muerto por las armas de los suyos, o la de Mayakovski, muerto por su propia mano de un disparo en el corazón; yo que sé la causa,  pudiera ser la mía. Dudaré de todo amor, de mí, de ellos, más nunca de ti. Llevo conmigo tu foto como salvación contra lo aciago que se anuncia el porvenir. Mas seguiré amor, hurgando en las heridas ajenas que deja el tiempo, desoyendo como crujen las mías, desandaré ingenuo, casi niño, y cuando llegue a algún lugar envuelto en la niebla, te buscaré, con la certeza de que aunque todo se venga abajo, aún yo te amaré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s