Pa’ la loma yo me voy… ¿loma?

Esta vez la cita de los blogueros es en el Turquino, el punto más alto de la Isla. Hablo de 1.974 metros sobre el nivel del mar. Un ascenso fatigoso, difícil, extenuante, muchos más para nosotros los matanceros, porque nuestra mayor elevación frisa los 300,  a ello súmele que somos oficialistas, es decir, no viajaremos en Vía Azul, ni nada parecido.

¡En Tren! Me informa Roberto, el de la Joven Cuba, y la dulce e ingenua Betsy se ríe, mientras afirma que ella va en lo que sea.

¡Tren! Esa palabra retumba en mis sentidos, 12 horas en un incómodo asiento. Y si logro dormir algo durante el tortuoso trayecto, me despertarán en Camagüey, para tomar los maletines en brazos porque pueden salir precipitados por las ventanas.

Si llegamos al heroico Santiago, nos esperan jornadas matizadas por el reencuentro con los amigos conocidos y por conocer, el debate, cómo hacer de Cuba algo mejor, y cómo valernos de las redes sociales para conseguirlo… y la Gran Montaña.

Como siempre, conmigo irán las incertidumbres y dudas de mi barrio, y mi reafirmación.

Mientras escribo estas líneas empiezo a sacar cuentas: cómo sumarme al convite y estirar el dinerito, cómo viajar por ferrocarril sin llegar tan estropeado y poder arribar a la cima del Turquino, tras dos kilómetros loma arriba, y allá, todavía tener ganas de hablar y de reír.

Y pienso en el blog de Yohandry, y las fotos publicadas de un Camaján arrellanado en un confortable auto, y en las pachangas de los mercenarios en Miramar, concho y a los holguineros se les ocurrió nada más y nada menos que el Turquino, ¿por qué no en Guardalavaca?

El lío no es ir por ferrocarril (no hablaré de las traquimañas para conseguir pasaje), ascender, compartir con jóvenes y no tan jóvenes, y después sentarnos a ver el revolico que suscita el encuentro; el problema del problema es regresar, porque seguramente cuando se forme el revolico, los matanceros estaremos botados en la autopista, pidiendo botella con cara de lástima.

A ver quién osará llamarnos oficialistas para restarnos méritos y salsa en el potaje, sobretodo me gustaría saber si Betsy conservará su sonrisa eterna, a esas alturas.

Anuncios

4 comentarios en “Pa’ la loma yo me voy… ¿loma?”

  1. jajajajajaja bueno te aseguro que los dientes los tendré afuera jajaja pa aunque sea simular la sonrisa. y si de aventura de trata busquenme a mi . nos vemos alla no? nos vamos juntos que cosa jajajaa

  2. Eso es un desafío Betsy?? Bienvenido Mirabal a la Turquiaventura, al Twitturquino, como quieran llamarle, y lleguen!!! no me defrauden matanceros, un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s