A la di$idencia de la Isla le pica la mano derecha

Los di$identes actúan por una buena causa

Cuentan los mayores de mi barrio, que cuando te pica la palma de la mano derecha, es señal de buen augurio y de entrada de dinero. Algo debe tener de cierta tal superstición, porque a mí siempre me pica la izquierda y vivo arranca’o, por lo de oficialista creo.

En cambio, de seguro los di$identes andan con las palmas de sus diestras irritadas de recibir tanto dinero.

En ello pensé al leer una información que anunciaba la decisión del Departamento de Estado de los Estados Unidos de destinar 20 millones de dólares a la subversión interna de la isla. Seguramente los mal llamados disidentes se frotarán las manos esperando la tajada.

Nunca entenderé como pueden dilapidar el dinero del contribuyente norteamericano de esa manera. Más ahora que los cubanos estamos aprendiendo un poco de economía, por eso quedo desconcertado ante la nulidad de tal empresa, tonta y poco rentable, al pretender financiar un grupito de forma rollos, en su mayoría de lo peor de la sociedad cubana.

Los medios derechistas de Occidente fabricaron a una Yoani Sánchez, que ni es intelectual ni sabe de política. Pero de un chasquido de dedos Cuba lanzó al ciberespacio 2 mil blogueros de verdad. Señal de que si la Isla no es el país más culto del mundo, está muy cerca de serlo.

En mi pequeño país hay muchas cosas que arreglar, otras tantas exasperan, pero de ahí a pretender cambiar el sistema, cuando está demostrado que el Socialismo, que no es perfecto, pero es la vía para desarrollar esta Cuba pobre y tercermundista. Lo demostró la historia.

Mientras nuestros hermanos de la región se desangran en guerras entre las bandas de narcotraficantes; aquí nada pasa, todo transcurre en paz, con carencias es cierto, pero al menos intentamos salir adelante, trabajando.

Me inquieta entonces como un país beligerante se cree en el derecho de subvertir el gobierno de una nación soberana; y como al interior de esta, cuatro gatos con poses perrunas mueven las paticas para que le hagan cosquillitas en la panza.

Estarán a sus anchas los llamados disidentes. Recibirán sus migajas, porque al final son tan miserables, que de los millones a repartir solo reciben tres kilos. Pero con eso les basta para mentir. Seguro ignoran aquella frase antiquísima y verdadera, que rezaba que Roma paga a los traidores, y los desprecia.

Por lo pronto ya los imagino rondando las SINA con sus jabitas de nylon, extiendo la mano derecha para que recibir la paga como viles mercenarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s