La historia, como la verdad, también es relativa

“La verdad de la verdad nunca es una, ni la mía, ni la de él, ni la tuya”. Carlos Varela

Somos nosotros, los hombres, quienes endiosamos a los héroes y reescribimos la historia. Otros las escriben, sin más pretensiones que darle de comer a los suyos, defender la porción trasera de su casa, pero aún así nos inculcaron que las grandes guerras del pasado la lideraron semidioses sin más defectos que perseguir la libertad.

Es como pretender que los negros esclavos que secundaron a Carlos Manuel de Céspedes, conocían el Contrato Social de Rousseau, o estaban influenciados por la Ilustración Francesa.Solo así se explicaría como los negros decidieron empuñar el machete junto a sus amos, sin tomar represalias. No fue por una definición romántica de la libertad, era mejor morir en la manigua, que vivir en un barracón. 

Con los años pude darme cuenta que la historia, como la verdad, también es relativa. Al repasar las revoluciones sociales en el continente africano de la primera mitad del siglo XX, algunos historiadores de renombre alegaban que estas eran resultado de los aires marxistas provenientes de la Revolución de Octubre.

Gracias a mi profesor de la universidad Raúl Lombana, quien sí me enseñó a pensar, pude contrastar diversas fuentes bibliográficas, haciendo realidad aquella frase de Fidel que tanto me gusta, “yo no digo crean, sino lean”. Solo así puede determinar que África era un continente complejo, víctima de la Trata Negrera, primero, y la colonización después, de aquellos que se repartieron y desmembraron el continente como le vino en gana.

Descubrí que al Norte estaba el Magreb, con grandes influencias musulmanas; al Sur, lo que hoy conocemos como Sudáfrica, colonia británica, donde sí se había fundado un Partido Comunista ¡solo para blancos!

Pude revisar un mapa de la época que mostraba las colonias con diferentes colores, según la metrópolis a la cual pertenecían. El continente de donde supuestamente surgimos, y expoliamos hasta desangrarlo, era un arcoiris.

Descubrí lo que ya estaba descubierto, las rebeliones más importantes que se produjeron en el continente africano, no estuvieron matizadas por influencia bolchevique alguna. Fue el servicio obligatorio que forzaba a los nativos a morir en una guerra ajena y distante.

También conocí que el detonante de la Revoluciónde Octubre fue la carne en latas que les daban a los marineros. Es decir, la alimentación, y no la gran ideología marxista, exasperó a los marinos, y fue el detonante de lo que luego se convertiría en uno de los acontecimientos más importantes de la historia.

Sentí un cubo de agua fría en mi rostro cuando leí que Ramón Mercader, el asesino de Trotski, vivió en Cuba, y disfrutó de las playas habaneras en compañía de sus perros bozois.

Durante años me hicieron creer que Julio Antonio Mella era blanco. Solo mucho después supe que era mulato. Alguien se preguntará qué importancia tiene el color de la piel de un héroe. En un país víctima de la esclavitud durante siglos, sí tiene mucha importancia. Como también descubrir que fue un estalinista italiano, y no esbirros pagados por Machado, quien asesino a Mella.

No sé con cuántas verdades históricas tropiece en el futuro, pero como me enseñó Fidel, siempre leeré para creer, y puede suceder que de tanto leer ya no crea.

Puedo hacer mío aquel precepto griego de “vivir dudando de todo”, porque como la verdad, al parecer la historia también es relativa. Pero perdería la esencia, y ese asombro casi infantil que siempre me acompaña. Dejaré espacio a la credibilidad, es mejor que ser un total incrédulo.

Ah, por favor, que no me tomen como un revisionista que no sé para tanto. En mi vida solo hay una verdad inamovible, soy un producto de la Revolución Cubana, con algún que otro defecto de fábrica, pero 100% cubano, y medio comunista y medio, pero sin carné del PCC, porque también me enteré que…..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s