Posteado por: arnaldomirabal | 4 abril, 2012

Camila Vallejo: el bello rostro de la lucha estudiantil

Pudiera hablar de las innumerables cualidades que hicieron de Camila Vallejo , la líder estudiantil chilena que llegó a los medios no por la armonía de su rostro, sino por sus ideas progresistas que buscan cambiar el caduco y excluyente sistema estudiantil de su país, pero que lo hagan otros, yo hablaré de su belleza.

El rostro de la dirigente estudiantil va en consonancia con su forma de pensar. Ha de ser bella la mujer que decide transformar la realidad, que no se amilana por cruenta que sea la lucha, ni por gruesos que sean los chorros de agua que expulsan los camiones antimotines.

Sería un sacrilegio que los gases lacrimógenos empañaran sus ojos, pero ella decidió enfrentarse, y alzar la voz a favor del estudiantado de la patria de Allende y Víctor Jara.

Es cierto que solo es una partícula al interior de aquel ejército de  muchachos, que sin importar la represión reclaman sus derechos y  nos remiten a quienes murieron bajo las huestes de Pinochet.

Desde el instante que el desgobierno de Piñera decidiera eliminar la palabra dictadura de los manuales de enseñanza, como incitación al olvido, se hicieron más necesarias, casi urgentes,   las protestas de los alumnos chilenos, para que las nuevas generaciones nunca ignoren que en los años sangrientos de la dictadura los carabineros incineraron cientos de libros. La censura puede surgir tras la supresión de una palabra, y de ahí a un régimen despótico hay un paso.

Esa verdad nos llegó en los 70, hecha poesía desde la voz  de Violeta Parra, y con rostro casi poético nos advierte Camila Vallejo.

Quizás yo peque de superficial, o como algunos tratan de advertirme, le hago el juego al capitalismo -o al machismo- dejándome subyugar por una imagen seductora.  Como simple mortal, quedo obnubilado ante una mujer, y si viene acompañada de bellas facciones y palabras precisas, como las que escribió para explicar las razones de su visita a Cuba, el flechazo también es certero.

La imagen de Camila Vallejo no es un producto comercial, aunque más de uno lo crea. Los elogios a su belleza lo son también a su forma de pensar. Semblantes hermosos sobran en la viña del señor, y por suerte mujeres de estirpe guerrillera, seguras de sí mismas, luchadoras incansables, que combaten por la dignidad plena del hombre y la mujer, también, y si llegan con semblante agraciado, aunque no es lo importante, tampoco disgusta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: