Posteado por: arnaldomirabal | 21 febrero, 2012

¿La derecha venezolana es ambidextra?

Pues sí. La derecha venezolana juega a las dos manos, con la diestra te da un Golpe de Estado, y con la izquierda dice que dejará intactos los programas sociales dela RevoluciónBolivariana.Para colmo se define progresista. ¿Se habrá visto mayor promiscuidad política?

Es harto conocida la capacidad de reproducción  del capitalismo, pero la mutación de los escuálidos dejaría boquiabierto al mismísimo Fouché.

Resulta que Henrique Capriles, vencedor en las primarias, será el contendiente contra Hugo Chávez en las próximas elecciones presidenciales a celebrarse en aquel país en octubre, y para ello se ha arropado no solo de jeans y pulóver, sino además con un discurso chavista.

El muchachito de origen judío, aupado por los grandes medios como el ungido, se ha hecho merecedor de los favores de las trasnacionales de la información, quienes en un empalagamiento sin precedentes le han cubierto con todos los adjetivos posibles.

Y para sumarle más salsa a la fiesta, a no tener una agenda política propia se dice progresista. Al leer sus declaraciones a la prensa, tal parece que estamos en presencia de alguien más revolucionario que el propio Presidente de Venezuela, porque luchará contra la pobreza, a favor de educación y el empleo, como si estos 12 años, Chávez estuviera sentado en su pedestal sin hacer nada, como los anteriores presidentes que sí reprimieron al pueblo, y vendieron media Venezuela a los Estados Unidos.

¡Ah! Los Estados Unidos. Siempre detrás de todos los embauques y tropelías que afecten a América Latina. La nueva postura karmica de Radonsky (es judío recuerden), persiguiendo el Nirvana, siempre al norte, llamando a la conciliación y a la paz al mejor estilo New Age, responde a su estrategia presidencial. Esa imagen no es real, si no pensada y construida por Greenberg Quinlan Rosner, firma norteamericana de larga trayectoria que llevó al poder a Bill Clinton.

Quizás por ello a Carriles ya le persigue un escándalo sexual al mejor estilo Lewinsky.

Pero lo chavistas deben buscar la calma. En las redes sociales pululan las groserías contra el señorito. Si es gay o no, ese no es el problema, se puede ser gay… de hecho conozco a varios capaces de llevar adelante un país. Pero con la mentira posee pies cortos.

Sé que molesta tanta mentira e hipocresía. Presenciar como “se viró la tortilla”, como dicen en Cuba, y quedar impávido resulta imposible. Peor la grandeza está en desenmascarar a la derecha venezolana, porque en materia de política y democracia, no saben jugar con ninguna de las dos manos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: