Posteado por: arnaldomirabal | 22 agosto, 2011

Pequeña dosis de Pekinés y Salchicha

Cuenta la mitología china que el rey león,  perdidamente enamorado de una pequeña mona, pidió permiso al dios Mago Hai Ho para desposarla.

–“Si estás dispuesto a sacrificar tu fuerza y tu tamaño, te doy mi consentimiento”, fue la respuesta del dios.

Así, según la leyenda china, nació el pekinés. Valiente y orgulloso como su padre; pequeño, amoroso e inteligente como su madre.

En cambio, el Salchicha o Teckel, fue un perro de caza, cuerpo largo pero compacto y muy musculoso. Por eso, a pesar de su apariencia, es un perro muy vivo y ágil. Aunque no me lo imagino persiguiendo un ciervo con sus cortos miembros, quizás a un guayabito.

Pero nadie negará que la mezcla de Pekinés y Salchicha, en pequeñas dosis, proporciona un gracioso ejemplar.

Mira qué pose, qué actitud perruna

¡Ay!, me da penita


Anuncios

Responses

  1. Hayyy que cosa tan linda bello jajaja de verdad .. yo quiero uno, mi perrita murio en cuba, se llamaba Shakira y era satica cruzada con koker era mi bebe linda yo lo adoro y me acuerdo mucho de ella…

  2. yo tengo mi perro


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: