Mujeres cubanas de carne y sonrisa


Cada mañana mi vecina Diancys alista a Dairelito para la escuela. Ella, verdadera representante de la Generación Y, se las ingenia para que su hijo asista limpio y rozagante. Pero Diancys carga una preocupación diaria, su sueldo no le alcanza. Tal circunstancia no le impide vivir, soñar y lo más importante, reír como ángel.
Ella no vive a espalda de la realidad, la enfrenta cada jornada. Sin embargo, quizás desconoce que mientras el dinero se le torna huidizo, Obama, el flamante Nobel, solicitó el aumento de los fondos para las operaciones de su gobierno contra Cuba.
Diancys es recepcionista en un Hospital. Gana 315 pesos. Joven y alegre, le gusta salir y bailar. Desde hace ocho años es una madre dedicada.
Hace poco con ese desenfado que le caracteriza me preguntó sobre las Damas de blanco y una tal Yoani Sánchez. Forcé una sonrisa.
Aunque diariamente critico la postura de esa bloguera, a un joven formado en Cuba, le cuesta denostar a las mujeres, más en presencia de una.
Mientras vacilaba una respuesta pensaba en el presidente Obama. Recapacitaba como el proyecto federal a partir de septiembre del presente año, incrementará en 4 millones los fondos para la subversión en Cuba.
Todas esas cosas pasaban por mi mente cuando Diancys me explicaba que los zapatos de Dairelito no daban más. Pensé entonces en los 11 millones de dólares destinados a la SINA, lugar donde concurren las Damas de Blanco y la bloguera más famosa (no la que mejor escribe).
Mientras mi vecina fregaba deprisa las últimas losas para sentarse plácidamente a ver la última novela brasileña que pasa la televisión cubana, fruncí el ceño por los 30, 5 millones para Radio y TV Martí.
Volvió a inquirir sobre las Damas de Blanco y Yoani Sánchez y me exigió que le hablara sin rodeos, “quizás no sea universitaria pero puedo discernir entre lo bueno y lo malo, la verdad de la mentira”, me dijo.
Alcancé a informarle que eran unas mujeres ahí que se vestían de blanco…
Ella me interrumpió y con sana ironía me dijo: “Chico, parece mentira que seas periodista, acaso no sabes que el mulato de la Casa Blanca pretende financiar a la disidencia y destinará 67 millones de dólares a esa gracia. Infórmate más, anda.”
A ese comentario sumó otro: “Buena tajada se van a llevar las Damas de blanco y todos los mercenarios al servicio de Estados Unidos. Es un negociazo ser disidente. ¡Cuánto descaro! ”.
Cortó la conversación de manera brusca:
-¡¡¡Dairelito!!! ¡Vas a romper los zapatos y no hay dinero! Vas a ir en alpargatas a la escuela.
Le lancé un chiste convidándola a formar parte de las Damas de Blanco y crucificándome con una mirada me soltó:
– “Oye, me respeto mucho pa’ eso, pobre pero digna. Por encima de todo soy cubana”.

Anuncios

Un comentario en “Mujeres cubanas de carne y sonrisa”

  1. Yoani ha recibido un total de 26 premios y menciones en todo el mundo. De ellos solo 8 provienen de los Estados Unidos. Y de esos 8, únicamente uno de los premios fue concedido por el gobierno cubano. Se trata del Premio a las Mujeres de Coraje del Departamento de Estado. Se trata de un premio que no tiene contraprestación económica.

    Estos datos se pueden consultar en el artículo de Wikipedia sobre Yoani:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Yoani_S%C3%A1nchez

    La realidad es que Yoani no recibió ni un solo dólar del gobierno de los Estados Unidos. Por otra parte no sería racional que lo hiciese, ya que haciéndolo aumentaría notablemente las posibilidades de que la encarcelasen un montón de años. Por otra parte, entre los premios que recibe, los artículos que publica en periódicos de todo el mundo y los derechos de autor por sus libros, Yoani tiene unos ingresos que hacen que no necesites ingresos extra del gobierno de los Estados Unidos.

    La idea de que los premios internacionales concedidos a Yoani lo fueron debido a maniobras de la CIA es simplemente demencial. Por poner un ejemplo, la familia real holándesa que incluye la Reina Margarita, una de las mujeres más ricas de Holanda, no tiene ninguna necesidad de recibir ningún soborno para darle el premio Príncipe Claus a Yoani. Por otra parte conviene recordar que el Premio Príncipe Claus también se lo dieron a Eusebio Leal, el historiador de La Habana, y a Tania Bruguera, la famosa artista plástica cubana; y a nadie se le ocurre decir que son mercenarios al servicio de nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s